Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CALIGARI

VOID (2024), de Iwasaki Yusuke

“Visiones del presente”

Por José Carlos Donayre Guerrero

Un cortometraje dramático de suspenso y que tiene elementos de terror. Desde una estética urbana, se centra en la mirada de un personaje y su situación personal a partir de un suceso concreto y desde ahí mostrar lo que sucede con su entorno y así adentrarse en otros niveles visuales. Desde un estilo personal y en forma de retrato, se construye una mirada sobre la juventud, y también sobre lo metafísico y la atmósfera que parte de una historia que se forma desde las emociones de sus protagonistas.

Asagi (Maru Nouchi), ha recibido la noticia de la muerte de su compañera de clase, Satake y eso le afecta de una manera que se siente dentro de una situación particular.  Mientras sus compañeros de clase siguen los días normales, ella tiene los sentimientos de lo que ha sucedido con Satake, y comienza a tener visiones y apariciones de Satake y también de otras personas.  Así mismo, en su entorno también suceden situaciones extrañas con los demás personajes. Sobre todo, conversaciones particulares. Todo se muestra desde la situación de Asagi, y sobre la relación que tiene con sus compañeros del colegio y su familia.  Así, ella tiene que encontrar la manera de lidiar con lo que está sucediendo.

Es interesante la forma en que se construye el clima desde la organización visual del relato. Los primeros planos y los planos de establecimiento, que muestran el espacio, además de los movimientos lentos de cámara, y la utilización de la música, se organizan

de una misma forma. Logrando que un diseño visual de planos y movimientos de cámara semejantes permite que se adentre en el género y producir el suspenso necesario. Además, la relación entre los personajes se muestra desde el misterio y lo extraño, y sobre todo desde la mirada de Asagi, y en ese punto también es el personaje que organiza el aspecto visual que tiene la importancia de construir el conflicto y la resolución. De esta manera, el espacio se convierte en el elemento protagonista. Es importante ya que construye el ritmo y para mostrar los elementos de suspenso, y de terror. El espacio es el que determina que la relación de los demás personajes se presente a partir de la mirada y de cada una de sus acciones, lo cual define el desarrollo de la historia principal.

El elemento de las visiones es lo que marca el estilo del relato, y es atractivo que así mismo es un relato de apariciones y de misterio en el cual la resolución debe encontrarse en los detalles, en la composición de sus planos. La manera en que cada secuencia tiene un elemento que tiene que ser descifrado y por lo mismo, es parte de la narración principal. Todo se convierte en la expresión de Asagi y los sentimientos que tiene desde lo que pasó con Satake. En este punto, lo onírico es un elemento que define la utilización de lo extraño en cada imagen y la forma en se construye la atmósfera y la interpretación de la historia. De igual manera, también es un retrato sobre el mundo interior de un personaje y sobre la adolescencia y la mirada sobre lo que está más allá. La forma en que la juventud y el suspenso pueden relacionarse para construir un relato de género.

Finalmente, una historia directa y al mismo tiempo personal, sobre apariciones y sobre la juventud y sobre la soledad, la ausencia y sobre las relaciones y las conversaciones de los

adolescentes. Desde la utilización de un determinado estilo visual, que se organiza desde la mirada de un personaje, y se adentra en lo extraño y en el suspenso, también en elementos de terror, desde la quietud y los movimientos de cámara. Todo se concentra en la relación de los personajes y, sobre todo, en la resolución. Lo cual marca el estilo de un relato de atmósfera, sobre lo onírico y la mirada de una situación personal.

Titulo: VOID

Año: 2024

País: Japón

Director: Iwasaki Yusuke