<i>Las hijas del fuego</i> (2018), de Albertina Carri

La vegetación exuberante de la selva misionera, el sonido de la naturaleza, la vida en comunidad, las voces de los niños. En El canto del tiempo el director Mana García junto a Charo Bogarín y Diego Pérez – que integran el proyecto musical TONOLEC- recorren aldeas del pueblo Mbya Guaraní para conocer sus melodías y su tradición musical.

Las distancias habituales que separan la selva de lo urbano se volverán más próximas a través de la música, de ese hilo invisible que une el espacio donde nacen los sonidos y el estudio donde les musiques los reinterpretan y llevarán adelante el proceso creativo. La propuesta es acercar la selva a la ciudad, que lo lejano se vuelva próximo. Hay una invitación tácita a revertir la idea que se construye en torno a la selva y a la aldea como espacios aislados, ¿acaso las ciudades no se encuentran cerradas sobre sí mismas y ajenas a lo que ocurre en sus alrededores? ¿Qué vínculos e intercambios pueden establecerse entre las ciudades- entendidas no inocentemente como centro- y lo periférico?…

<i>Una banda de chicas </i> (2018), de Marilina Giménez

“Aturdiendo al patriarcado” Por Rocío Molina Biasone. La Historia del Arte —la de todas las artes, al menos la que nos siguen enseñando— ha dejado bien en claro dónde tenemos que pararnos las mujeres: en la tarima, quietitas para ser retratadas desnudas; a un costado, admirando a los grandes maestros; en la cabeza del artista, […]

3º edición de Bendita Tú. Festival Internacional de Cortometrajes dirigidos por mujeres

Bendita Tú es un festival internacional de cortometrajes de ficción, documental, animación y videoarte dirigidos por mujeres y disidencias. Nuestro objetivo es promover el intercambio cultural entre Argentina y España, visibilizar el trabajo de las cineastas emergentes y forjar lazos con un ideal común: la igualdad de género. La tercera edición de Bendita Tú se […]

“Mujeres públicas”

El día que murió Agnes, estaba atada a mirar una a una las publicaciones que sobresalían de las redes sociales, tanto que mi hija de tres años me quitó el celular de las manos. Justo estaba una foto, que cubría toda la pantalla del celular, de la querida Agnes. La vió y me preguntó si […]