Silencio en la ribera (2022), de Igor Galuk

“Memoria y río”

Por Sebastián Francisco Maydana

.

Haroldo Conti fue (es, porque hasta de la certeza de su muerte nos privaron los militares) nuestro escritor de la ribera. Acaso por eso no sea más reconocido, porque sus letras honestas llegan más hondo cuando se comparte algo de esa vida de río y de costa de río, y no de cualquier río, mientras que pueden eludir a quienes no han participado de ella. En abril de 1976 publicó una crónica en la revista Crisis. El tema: la isla Paulino de Berisso. Paralelamente, o quizás un poco antes, un joven realizador de nombre Roberto Cuervo empezaba a filmar un documental sobre el escritor. Pero ese documental quedaría inconcluso, la memoria postergada, y la crónica de isla Paulino sería la última que escriba Conti, secuestrado y desaparecido por la dictadura el 5 de mayo de 1976. El “silencio” de Silencio en la ribera viene de ahí, del momento en que el escritor ya no levanta la pluma, que el cineasta baja la cámara, que ya nadie habla de los pobladores de la isla. Hacer una película sobre todo esto es una forma de remediarlo.

En el cine y en la historia el tiempo funciona de otra manera. Hay momentos que se pueden pausar, a veces indefinidamente, a veces por décadas, antes de que algo o alguien los retome. Esto permite que Igor Galuk retome el documental inconcluso de Roberto Cuervo ahí donde se quedó, truncado por la desaparición forzada de Conti. Sin Conti, pero con los mismos isleños, los mismos lugares. Algunos planos parecen la continuación de aquellos filmados hace treinta y seis años, tanto que apenas el color y la definición permiten identificar qué es de ahora y qué es de antes. Una radio sigue escupiendo incansablemente los partidos del domingo, mientras los isleños recogen la paja y hacen esterillas, cosechan la uva chinche, reman entre la costa y la isla, o entre la isla Paulino y la isla Santiago. A veces parece que el tiempo no ha pasado, y otras que, implacable, ha pasado demasiado rápido.

De la misma manera, la crónica de Conti sobre la isla Paulino tiene mucho de actualidad. Se sorprendía el escritor de la pregnancia del recuerdo de la gran creciente del ’40, que para ese entonces tenía tanta antigüedad como para nosotros la crónica de isla Paulino. Las caras de ahora, las preocupaciones, son las mismas que hace cuarenta, y probablemente ochenta años también. Los bellos amaneceres en el río que se vienen sucediendo diariamente por milenios son captados por la cámara igual que cada aspecto de la vida en la isla: con la belleza del respeto por lo que se está filmando.

Silencio en la ribera es un homenaje honesto, sentido, no sólo a un escritor fundamental sino a un documental y a un sector de nuestra tierra que no merecen quedar en el olvido. Una mirada recurrente sobre temas recurrentes como son el tiempo y el olvido. Entre los planos que muestran las letras mecanografiadas del texto de Conti saltan a la vista en el centro del cuadro las palabras “memoria y río”, y se convierten en el mantra perfecto para acompañar la película. Una película sobre una isla fantasmosa donde el tiempo se detiene a veces y otras veces marcha acelerado, pero siempre lo hace cargado de memoria y de río.

Titulo:Silencio en la ribera

Año: 2022

País: Argentina

Director: Igor Galuk

 
Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.