Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CALIGARI

Natatorium (2024), de Helena Stefánsdottir

“Concepto de trauma”

Por Kiara Warmerdam

Natatorium, de Helena Stefánsdóttir narra la llegada de Lilja a la casa de la infancia paterna, en un intento de entrar a una universidad artística. Sus abuelos, pero en especial su abuela como anfitriona de una casa que desde un primer momento parece incubar algo oscuro, un secreto. La película reflexiona a través de procesos un poco crueles, rozando los géneros del fantástico y el terror, las dinámicas que se esconden detrás de esta familia.

Si bien la película comienza con la llegada de Lilja, la focalización se dispersa más bien en las mujeres de la familia quienes parecen ser las únicas capaces de reaccionar a lo largo del film, sea para bien o para mal. Esa esencia oscura que habita ese no-hogar, que aparece materializado en ese trauma familiar secreto, germina en una piscina en el fondo de la casa donde toman lugar los puntos claves de la película. La abuela, madre de cuatro hijos, siendo una -llamada Lilja- difunta debido a que se ahogó, según las palabras de Magnus quien parece negar y no poder afrontar del todo las actividades de su madre, a diferencia de su hermana Vala, quien durante el film es donde más se nos narra aquellos efectos que produce la infancia traumatica. No es casualidad que su hermano gemelo aparezca pintado y vestido con la ropa de su madre mientras espera enfermo en su cama.

Es interesante pensar que Helena Stefánsdóttir trabaja el concepto de trauma familiar, hasta casi como una herencia en forma de este acto de crueldad de la propia madre de poner a prueba la resistencia pulmonar de sus hijos, a tal punto de ahogarlos. Es la matriarca quien acciona y su hija, Vala, quien reacciona, en oposición a los miembros varones quienes quedan empotrados en la inacción. Los hombres de la casa parecieran no poder reaccionar en varias ocasiones tales como el abuelo, con su pasividad al intentar afrontar a la abuela; el padre de Lilja, quien huye a toda costa de cualquier responsabilidad que tenga que ver con su familia; y el propio novio de Lilja, quien no tiene tanta importancia pero al ver a la abuela intentando ahogar a su novia, en vez de intervenir, se aleja en busca de ayuda de Vala, quien se encuentra con el cadáver de su madre y a Lilja horrorizada.

El recurso que más utiliza para narrar es el espacio, donde en las habitaciones podemos ver un poco más sobre la interioridad de los personajes que la habitan, a diferencia de los espacios comunes de la casa y la habitación de los padres donde predomina la frialdad y el terror.

Entonces no sólo se plantea un trauma sino una clásica dinámica familiar que colabora justamente con la continuación de esta práctica a tal punto que el hijo menor pero adulto Kallie, espera morirse sin poder salir de la casa materna. Las mujeres que accionan y controlan en el caso de la abuela, y hombres que quedan encastrados en la inacción y en la negación de su historia y realidad. Es un acercamiento innovador sobre los conceptos de Freud acerca de los vínculos edípicos, donde el abuso que pasa por cuidado extremo se apodera de los varones de la familia. Y es con Lilja donde finalmente se rompe.

Titulo: Natatorium

Año: 2024

País: Islandia

Director: Helena Stefánsdottir