Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CALIGARI

Love is a Gun (2023), de Lee Hong-Chi

«Desesperadamente reescribir el destino»

Por Natalia Llorens

Destinos inevitables, reconciliaciones y un joven con un pasado problemático que se niega a rendirse son los pilares de Love is a Gun. Empapada de influencias noir y enriquecida por la voz distintiva de su director, la película marca el debut tras las cámaras del renombrado actor taiwanés Lee Hong-Chi. Reconocido por sus interpretaciones en películas como Long Day’s Journey into Night y Cities in Last Things, Love is a Gun es un estudio de personajes que, aunque melancólico, también posee un toque de humor, inspirado en la opulencia de historias ambientadas en los sombríos y desolados confines del mundo del crimen.

Tras colaborar con cineastas aclamados como Bi Gan, Lee Hong-Chi nos presenta una película que emerge del mundo post-pandémico, cargada de cinismo y melancolía, pero a la vez firme y feroz. Love is a Gun narra la historia de un exconvicto decidido a empezar de nuevo tras su liberación, pero su turbulento pasado regresa para perseguirlo, involucrando un arma de fuego de la que no puede deshacerse.

Con sus tomas compuestas y prolongadas, la película resulta más cautivadora cuando explora las condiciones de la juventud en el Taiwán contemporáneo, abordando problemas como la búsqueda de empleo estable, la realidad temida de las hipotecas y las dificultades financieras. A pesar de intentar adentrarse en estos temas, su narrativa se vuelve esquiva y difícil de seguir, especialmente en la segunda mitad.

El problema no reside tanto en su narrativa laxa, sino más bien en la falta de emotividad y en su incapacidad para transmitir las sutilezas y matices de sus personajes. Sus pasajes líricamente fragmentados parecen huecos y vacíos, con subtextos que no se comunican adecuadamente en la película. Algunas secuencias se sienten demasiado derivativas en ciertos aspectos, y cuanto más se profundiza en su guion, más evidente resulta la visión poco clara del director: escenas con elecciones de edición cuestionables e ideas que se introducen pero nunca se exploran a fondo.

A pesar de resultar intrigante en su narrativa y hermosa en su composición visual, Love is a Gun se confunde en el camino que traza para sí misma y parece perderse en su concepto y progresión narrativa. Incluso en su ambiente poético, la película se siente dispersa casi en su totalidad, con conflictos que no parecen valiosos ni resonantes una vez que todo ha terminado. Sin embargo, a pesar de todos estos problemas, considero que su desenlace sigue haciendo de este viaje poético una experiencia que vale la pena.

Y a pesar de sus defectos, aún se puede reconocer el mérito de esta película, especialmente tratándose de un debut como director. Se puede percibir que Lee Hong-Chi tiene una visión y un estilo visual, aunque aún no estén completamente desarrollados. Creo que tiene mucho más que ofrecer como cineasta y es alguien a tener en cuenta.

Aunque Love is a Gun dista de redefinir el género neo-noir, hay algo fascinante en la historia de un hombre desolado que busca desesperadamente reescribir su destino.

Titulo: Love Is A Gun

Año: 2023

País: Taiwán

Director: Lee Hong-Chi