Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CALIGARI

Dueto (2023), de Edgardo Cozarinsky y Rafael Ferro

“La salud de los desnudos”

Por Javier Grinstein

 

En 2005, el escritor y cineasta Edgardo Cozarinsky dirigió Squash, su ópera prima teatral. En aquella ocasión un joven Rafael Ferro protagonizaba un biodrama sobre su propia vida. Al finalizar la última función, Rafael Ferro confesó a la audiencia que ese era uno de los mejores días de su vida porque no tendría que hacer nunca más esa obra de mierda. Un año y medio estuvieron Edgardo y Rafael sin hablarse luego.

 

Según Edgardo, Dueto es su película de cámara “Opus 5” (aludiendo a las piezas musicales homónimas). Para entender a qué se refiere, podemos definir a esta película como un documental de ensayo o poético. Durante la pandemia, se han sabido llamar también “diarios de cuarentena”.

 

En esta versión de su cine, Cozarinsky no está sólo. Porque a quién se le ocurrió hacer Dueto no fue a él, sino a Rafael Ferro. Uno con 80 años, el otro con 50. La propuesta de Rafael era celebrar su amistad (y quizás dejar una especie de despedida). Sin recapitular cada peripecia desde aquel 2005. Pero sí encontrándose en las huellas que siguen cargando hoy. Para eso, se pusieron a experimentar, a leerse, a filmarse y a confesarse esos secretos que supieron forjar en dos décadas de relación.

 

Dueto tiene algunas particularidades: es honesta; no es pretenciosa; es una película que atravesó la cuarentena y no carga con la angustia del encierro. Ni siquiera con la angustia de la cercanía con la muerte. La película dura 12 breves episodios y una obertura. En estos, sus dos directores y personajes se muestran desnudos uno frente al otro. Desnudan sus vicios, sus lados vergonzosos, sus lados poéticos, sus pesadillas. La búsqueda es honesta y fluye en su simple estructura. Nunca encalla.   

El cine argentino goza con la salud de contar con lúcidas, longevas y generosas voces.  Dueto abre aún más ese camino.

Titulo: Dueto

Año: 2023

País: Argentina

Director: Edgardo Cozarinsky y Rafael Ferro