Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CALIGARI

When the Light Breaks (2024), de Rúnar Rúnarsson

“La complejidad de los vínculos”

Por Kiara Warmerdam

En el intento de entender cómo narrar lo inenarrable, la muerte de un ser querido, When the Light Breaks parece encontrar momentos de conexión en los vínculos de aquellos que vivencian el duelo, experimentando en cierto punto algo que es más grande que situaciones en las que parecemos perdernos. Con la muerte de alguien, uno se olvida de las traiciones, suplementandose a sí mismas por sentimientos compartidos, tanto el amor como el dolor.

Una es el personaje que posibilita la película y lleva una relación secreta con Diddi, quien está a punto de romper con su novia Klara. Un accidente en un túnel desarrolla una tragedia a nivel nacional, y uno de los fallecidos es Diddi. La película se configura a partir de Una, quien intenta llevar el duelo de forma silenciosa, escapando de los lugares comunes, sin entender quizás que no es la única afectada por este suceso. La forma en la que su personaje se inscribe en el espacio, da la sensación constante de que no puede escapar ni de sí misma. Hay un punto en común donde la película siempre la termina encuadrando en reflejos y/o espejos, casi en un intento de replicar imágenes de ella misma constantemente, ya sea para dar una idea de fragmentación o, me gustaría pensar que en el reflejo hay un encuentro con algo más grande que uno mismo, de la misma manera que eso se da en relación al mar en esta película. El plano del túnel réplica en términos formales al propio plano final; las luces irreconocibles que se van volviendo más concretas y se funden con un túnel o el mar, dando lugar a que una luz se filtre en el espacio, ya sea el fuego del accidente que da lugar a la tragedia o el sol que alude a aquel personaje fallecido.

Quizás lo más bello y el elemento más fuerte de When the Light Breaks, es la relación entre Una y Klara. En cierto punto, no se narra una traición bajo las reglas de la fidelidad, justamente eso se desvanece y en su lugar queda el amor que ambas tenían por Diddi y el dolor de haberlo perdido, siendo incluso algo que termina por volverse propio de ambas y no en relación con el amante en cuestión. Si bien aparece un tono de rencor sutil cuando Klara parece entender lo sucedido entre Una y Diddi, lo que prevalecen son los momentos en los que ellas dos parecen ser una misma. Ya sea cuando Una le enseña a volar a Klara -con efectos de la perspectiva de una Iglesia-, o cuando miran al sol y Klara dice que es el propio Diddi que las está despidiendo. La unión entre ellas excede la existencia de Diddi, y se da por la ausencia del mismo. Es en el vínculo entre estos personajes donde parece encontrar una manera de narrar aquello que es imposible de narrar. Los personajes bailan y lloran pero en los planos que se encuentran y comparten, se dan estos momentos muy precisos que remiten a algo que solo ellas entienden y solo entre ellas pueden llorar. Una se encuentra en el reflejo con Klara y sonríe, entendiendo que ella no es la única que lo ha perdido y en eso hay algo que nadie más va a entender.

Entonces, Rúnar Rúnarsson nos entrega una bella reflexión sobre la complejidad de los vínculos y lo valioso de estos, encontrando destellos que nos invitan a pensar que hay cosas que exceden a uno mismo y eso es el mundo, el dolor compartido, el amor que nos queda y el sol que ilumina el mar en un día tan triste.

Titulo: When the Light Breaks

Año: 2024

País: Islandia

Director: Agathe Riedinger