“Tiempo de cambio”

Por Ian Quintana.

La adolescencia y el fin de la etapa escolar es una época de cambio y renovación. Es un tiempo de transformación en la vida. El primer verano atravesado nos ayuda a despedir el lugar de la niñez mientras nos prepara para un futuro incierto. Comienza el camino hacia una vida adulta desconocida. Los adolescentes no pueden escapar de ese suceso y deben enfrentar con fuerza dicho momento. Adecuándose a sus posibilidades y entendiendo las imposiciones que llegan del propio círculo familiar deben profundizar en su propia identidad para armar ese camino. 

En ese período de la vida se encuentran Karol, Junior, Caio, y Ronaldo, cuatro adolescentes cariocas que acaban de finalizar la escuela pública y tienen por delante un acalorado verano. Durante esos meses estivales conoceremos a cada uno de ellos en su singularidad. Los acompañaremos en su intimidad mientras expresan sus deseos, descubren su sexualidad o exploran su ideología religiosa. La relación de noviazgo de Karol y Junior se verá truncada al tener éste que mudarse con su madre a Paraíba. Caio, influenciado por su abuela en la religión Umbanda, encontrará nuevas experiencias espirituales en la iglesia Evangélica, mientras que Ronaldo conocerá a otro joven con el que comenzará una relación. La amistad será el hilo conductor que una a los cuatro protagonistas de Um filme de verao (2019). Acompañándolos con la cámara de Jo Serfaty veremos cómo maduran para salir lentamente de la infancia y abrirse camino hacia la vida adulta. 

La película abre y cierra con textos de Karol y Caio en los que se percibe esa búsqueda constante por encontrar una identidad, por constituirse como personas frente a un mundo cruel y desconocido. El relato se divide y bifurca para relatar cada historia personal, dándoles a los jóvenes el espacio y tiempo que necesitan. Se compone un relato coral sobre la vida en la periferia de la ciudad y las dificultades socio-económicas atravesadas por la juventud, así como sobre las dudas y miedos que surgen a esa edad. Los sueños de la niñez, pero también las búsquedas hacia el futuro permiten ver los problemas que naturalmente deben atravesar. Las dificultades para hallar un trabajo y las nuevas experiencias laborales serán también un problema, personal y social, que la narración de la película explora. Entre cortes de luz, videos de Youtube, música y piletas pasará el verano, pero en lo que parecen ser momentos superfluos de la vida adolescente encontramos instantes cruciales para organizar la vida futura. En los pequeños gestos, las miradas y las palabras de amistad esa proyección comenzará a tomar forma. 

En la progresión dramática de cada personaje es posible observar los cambios propios de una generación que necesita hallar un camino y con él una identidad. Los amores truncados, los sueños románticos de convertirse en estrellas de música, las dudas espirituales y la exploración sexual son temas de vital importancia para un adolescente. Es por eso que la película de Jo Serfaty se vuelve tan valiosa  y universal al encontrar con su cámara esos momentos y mediante el montaje mostrar su intensidad, tratando todo con cierta nostalgia y melancolía. A través de diferentes texturas y tratamientos formales de la imagen y el sonido, la película se hace dinámica y traslada la sensación de cambio al espectador, así como la búsqueda de nuevas experiencias y sentidos propios de esa época en la vida.

Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.