Tres en la deriva del acto creativo (2021), de Fernando E. Solanas

“Profunda y modesta despedida”

Por Javier Grinstein.

 

Este documental es el encuentro entre su director, alias “Pino”, Luis Felipe Noé, alias “Yuyo” y Eduardo Alejo Pavlovsky, alias “Tato”.

Los tres comparten haber sido referentes cada uno en una disciplina distinta antes de la última dictadura (Pino en el cine, Tato en el teatro y Yuyo en las Artes Plásticas); comparten haberse exiliado; haber criado su familia en el exilio y haber vuelto al país luego.

En la cinta se reúnen en la casa de Yuyo a tomar vino y platicar sobre sus métodos, su forma de encarar sus oficios, la relación que entiende cada uno entre arte y política, entre arte y vida, entre arte y exilio.

Además de ser sobre ellos tres la película es una emboscada. Así lo explica Gaspar Noé que fue invitado a una reunión junto a Juan Solanas (los hijos de Pino y Yuyo, ambos cineastas) y, ahí mismo, les encajaron a ambos una cámara a cada uno para que sean parte. Se suma también la participación del hijo de Tato, Martín (músico). Juan y Gaspar cuentan como fue criarse en París; ayudar en los rodajes de las películas de Pino durante el exilio. Con este nuevo ingrediente el documental es, también, sobre el arte y su transmisión; sobre el exilio en dos generaciones; sobre ser amigo, ser hijo y ser padre.

Pero también participan Angela Correa y Susy Evans, actuales pareja de Tato y Pino, artistas también. Y no falta el recuerdo y la imágen de Nora Murphy, la mujer de Yuyo. Entonces, el documental funciona también como un testimonio del encuentro entre arte y amor; entre arte y familia.

Los títulos de sus tres capítulos, «Yuyo y el caos», «Tato y los devenires» y «Pino y la poética del caos», más que dividir o diferenciarlos, sirvieron para darle más importancia a esa mirada que ya está inscripta en el título. “Tres” porque permite aludir a procesos y complejidades. Uno es anecdótico; dos es insuficiente; tres es un número conveniente para narrar. Es un colectivo. “Deriva” como manifiesto artístico y político; sobre habitar un devenir posible de mundo en formación. “Acto” y no proceso u obra concluída. Una palabra que sirve también para un acontecimiento político. “Creativo” porque abre un futuro, aporta algo nuevo. 

Incluso en una obra póstuma, un testamento artístico, una despedida, estos tres artistas conspiran para darle valor al caos, al azar y a la incertidumbre. En vez de ponerse en un lugar de autoridad o de seguridad intelectual. El método se hace sobre la marcha y se descubre a la par que a la obra. Esa deriva se percibe en este documental y en él, la reflexión que más punza o la imagen que más emociona, queda a disposición del espectador.

Mi parte favorita está en un testimonio de Yuyo. Cuenta cómo hace un tiempo alguien le había hecho una pregunta sobre qué pintores tenía como sus influencias. Según Yuyo, como diciéndole “vos que sos un boludo, a quién le copiaste las pocas cosas buenas que tenés”. Y Yuyo responde “Perón”. ¿Por qué? Porque él venía de una familia antiperonista y Yuyo había descubierto en la imagen de una plaza llena, en la imagen del pueblo movilizándose, algo que rompía con lo dado, una mirada quebrada. 

El documental de Pino es profundo y desafiante pero también modesto y sensible; como los artistas que lo habitan. A nadie que esté atravesado por la labor artística le va a resultar indiferente. 

Titulo: Tres en la deriva del acto creativo

Año: 2021

País: Argentina

Director: Fernando E. Solanas

 
Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.