“Me gusta el arte”

Por María Mercedes Revuelta.

Those that a distance resemble another preguntándose sobre el vínculo entre un original y su réplica, el sentido de la palabra origen, desde ahí asoma este documental que toma como protagonista a un colmillo de marfil, y desde allí nos inserta en una minuciosa exploración de tareas, herramientas, trabajos de conservación, ambientes y conversaciones que van despertando cuestionamientos e interés  en el espectador.

Walter Benjamin nos introducía en su ensayo La obra de arte en la era de la reproductibilidad técnica (1936) el concepto del arte postaurático, concepción que plantea que el arte a partir del Siglo XX en plena industrialización mundial perdió el aura y en relación a su reproductibilidad se transforma la función social del arte.

El detalle de las manos operando sobre los objetos, el trabajo con las espátulas y demás instrumentos, otorga relevancia a la tarea de los artistas, conservadores, técnicos y especialistas; mostrando la agudeza de observación y saberes que implica la tarea, la paciencia, la experticia del arte en cuestión.

Fuera de cuadro  oyen debates y charlas espontáneas en atelieres, talleres, institutos de conservación, salas de museos  e instituciones varias que nos van envolviendo en una atmósfera artística y técnica impactante, que con contundencia nos dan noción del paso del tiempo, en el deterioro de las piezas y ahí justamente radica lo esencial de operar sobre ellas con delicada paciencia y garantirles su bienestar.     

La luz, el encuadre de los planos, sumado a las locaciones a las que tiene acceso el documental son un gran mérito logrado por la directora Jessica Sarah Rinland y el equipo de producción, el relato brinda al espectador en algún punto cierto panorama de estado de la cuestión, ya que en su metraje toma ejes importantes del quehacer artístico, indagando incluso: ¿Qué es el arte?

La naturaleza nos ofrece maravillas, que muchas veces son tomadas como piezas de museo, transformando la función natural de la pieza para perpetuar su exhibición en salas y así esta pasar a ser una parte de la historia y de la evolución humana. Cuando el paso del tiempo deteriora, corroe, perturba, rompe algo en el ciclo establecido, en este film  vemos que se recurre al trabajo artesano / artístico para restituirlo a su fluir.

Interesantes planteos (directos e indirectos) filosófico reflexivos, se van trazando a lo largo del film o sobrevuelan su atmósfera: ¿Cuál es la función del arte?, ¿hasta dónde debe manipular el hombre la naturaleza? , ¿Qué puede hacer el hombre por la naturaleza? ¿Cuáles son los límites de la mimesis?, podemos pensar al film también como un llamado de atención sobre estas problemáticas.

De modo brillante este documental se contrapone al menos esa concepción planteada por Walter Benjamin, dando sobradas muestras de los alcances de la tarea artística, con ojo casi de microscopio nos prueba como unas manos expertas operando sobre el célebre colmillo o la caja de marfil logran reparar, imitar, crear, restaurar devolverles quizá no el “aura” pre industrial perdida, pero sì les permite llegar a ser exhibidos en museos londinenses junto a los originales de igual a igual poniendo al arte en un sitial.

Titulo: Those That, at a Distance, Resemble Another

Año: 2019

País: Reino Unido

Director: Jessica Sarah Rinland

Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.