“Del misterio a la revelación”

Por Ian Quintana.

Retiros (in)voluntarios, de Sandra Gugliotta, inicia con un misterio: un hombre se tira bajo un tren en un pequeño pueblo al este de Francia. Los motivos de ese acto sólo se clarifican hacia el final de la película, luego de realizar un viaje junto a la directora que recorre varias décadas y países y en el que se revelan los daños que generan las políticas neoliberales y el libre mercado en el bienestar psicológico de miles de trabajadores.

El viaje que realizamos junto a Gugliotta es vertiginoso, en constante crecimiento y cargado de tensión. Durante el recorrido se compara la ola de suicidios generadas por las prácticas abusivas y desmoralizantes a los trabajadores de France Telecom entre los años 2007 y 2013 con las privatizaciones sucedidas en Argentina durante la década del 90 y sus consecuencias sociales. En ese camino asistimos también a la historia personal e íntima sobre los efectos que tuvieron estos hechos en la propia familia de la directora y especialmente en su padre, quien sufrió una fuerte depresión luego de perder su puesto laboral.

En la construcción que hace Gugliotta del relato es posible observar las facilidades que tienen las grandes empresas – en este caso telefónicas – para implementar medidas que logren la reducción del personal en detrimento del bienestar de sus trabajadores, sin enfrentarse a sindicatos o siendo avaladas por gobiernos neoliberales y conservadores. Por momentos, el relato se vuelve crudo, pareciendo irreales e inhumanas las acciones de las empresas y la indiferencia que mostraron sus dueños frente a los suicidios, que muchas veces fueron perpetrados en los propios edificios de las empresas. En Francia estos hechos se mediatizaron bastante, pero en Argentina pasaron desapercibidos, si bien no se habla tanto de suicidios – aunque los hubo –  sino de depresiones o grandes dificultades económicas.

Estos hechos marcaron profundamente, como le sucedió al papá de Gugliotta, el mundo físico y psicológico de miles de personas y modificaron profundamente su identificación y pertenencia al trabajo. En este relato íntimo y universal a la vez es en donde la película se hace sumamente atractiva. Mediante pequeñas dosis de información que se van sumando de forma gradual, la narración no pierde nunca su interés e intriga. A ello se suman los duros testimonios de las personas implicadas  en la historia  y se percibe, en cada palabra y silencio, las dificultades que tienen para expresar lo que les ha sucedido. La cámara se torna íntima, casi como un confesionario en donde purgar los dolores atravesados mientras se construye una fuerte crítica a las grandes empresas que se han aprovechado de su poder tanto en Argentina como en Francia.

La película de Gugliotta es esencialmente una película de montaje. Sustentada en la gran investigación realizada y en los múltiples testimonios obtenidos, la unión de cada historia personal así como de los hechos globales transforman un recorrido que comienza en la duda y el misterio en una total revelación. De esta forma el relato supera el discurso crítico y de denuncia para darles voz a aquellos familiares, víctimas secundarias de lo sucedido, que siguen luchando para conseguir la justicia que merecen.

Titulo: Retiros (in)voluntarios

Año: 2020

País: Argentina

Director: Sandra Gugliotta

Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.