Quién lo impide (2021), de Jonás Trueba

“Estar en el mundo”

Por Belén Paladino.

Se han filmado muchas películas sobre la adolescencia, pero pocas han logrado captar el ser adolescente. Parece muy difícil escapar a la construcción adulta sobre la juventud- que oscila entre dos polos: la adolescencia como experiencia autodestructiva o el retrato de chicxs extraordinarios que se comportan como adultos- probablemente por distancia generacional o porque hay adultos que parecen haber olvidado lo que sentían por aquellos años. Quién lo impide de Jonás Trueba se vuelve una experiencia reveladora, porque refleja un modo de ser y de estar en el mundo, sin juzgar ni romantizar la adolescencia, sino desde el registro atento y respetuoso. Solo alguien que tiene muy fresca la experiencia de la adolescencia puede acercarse con cariño sin caer en la melancolía. 

La película es un largo viaje en el que acompañamos el devenir de un grupo de adolescentes. Como espectadores podemos asistir al registro del crecimiento, ser testigos del modo en que se afianza una personalidad. Sin dudas, es la adolescencia la etapa más trascendental, donde más se sueña y desea. También es una invitación a rencontrarnos con nosotrxs mismxs, cuanto más sometidxs nos encontramos a las reglas del mundo adulto se vuelve más necesario volver atrás y preguntarnos quienes queríamos ser cuando éramos adolescentes. Ese autodescubrimiento que posibilita la película es conmovedor.

Trueba visita colegios secundarios y conversa con lxs alumnos. El aula se transforma, los roles se invierten: el adulto escucha y los jóvenes hablan. La diferencia generacional no impide que haya puntos de encuentro, experiencias comunes. Trueba hace algo tan sencillo como poco usual: escuchar a lxs adolescentes. Una escucha genuina, sin juicio de valor ni afán aleccionador, que le permitirá tender puentes. La película se volverá punto de encuentro, una excusa para construir y afianzar vínculos, un hacer colectivo, donde lxs jóvenes no solo reflexionarán sobre su modo de relacionarse en la amistad y el amor, de sus ganas de transformar el mundo, también lo harán sobre los modos de representación de la adolescencia que habitualmente ocupan la pantalla y en los que no siempre se reconocen. 

Poco importa si lo que vemos nace de la realidad o de la ficción, Trueba propone un desdibujamiento de ambas categorías para descubrir algo realmente genuino, para construir un espacio autentico donde lxs chicxs pueden ser como realmente son. Si la cámara habitualmente se vuelve un dispositivo inhibidor porque todo está organizando en torno a ella, aquí se invierte esa relación para ponerse en función de lxs retratadxs. Escapando a las convenciones se crea un relato abierto que respira a su propio ritmo, que parece desplegarse delante de nuestros ojos. Un relato que apela al compromiso del espectador y que lo incluye en su devenir. 

 Quién lo impide es una película positiva, pero no en el sentido banal que promueve la autoayuda, se sostiene en la creencia de que el cine puede contribuir a transformar a quien entra en una sala a oscuras, que puede movilizarlo y conmoverlo. En un mundo extremadamente individualista y descreído continuar manteniendo la ilusión de que aún somos capaces de transformarlo todo es un gesto de resistencia, una victoria.

Titulo: Quién lo impide

Año: 2021

País: Argentina

Director: Jonás Trueba

 
Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.