Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CALIGARI

Lengua viva (2018), de Michelle Gualda

Lengua viva (2018), de Michelle Gualda

“La comunicación”

Por Mauro Lukasievicz

Lengua viva es un cortometraje que bien podría no serlo: podría durar horas, y podríamos ver a la protagonista, Tomoko —una jubilada japonesa de intercambio en Argentina—, absorber palabras para lograr entenderse con la sociedad, mientras se intenta adaptar a un país que se encuentra muy lejos de su hogar y donde pocas personas hablan su mismo idioma; y podríamos llegar a creer que, tan solo con ver esta adaptación diaria, ya la conocemos, y también podríamos pensar que somos parte de la historia que se nos muestra. Lo cierto es que, a través de una gran cantidad de buenas decisiones —como la elección de tonos fríos en la fotografía para causar una sensación de anhelo o nostalgia—, la directora establece una barrera que va más allá del idioma y del choque cultural, porque solo podemos conocer a Tomoko desde la superficialidad y el día a día: aunque por momentos sintamos que es mucho más profundo que eso, no la conocemos, ni vamos a hacerlo

Los intentos fallidos de Tomoko por comunicarse con su hijo parecen ser simples enfoques que sirven para mostrar la lejanía con su hogar, el cambio de horario que atraviesa, y las complicaciones que esa diferencia horaria puede producir. Pero cuando por fin logra la preciada comunicación, el verdadero momento de intimidad con su hijo, se nos deja afuera: la directora decide no subtitular ni traducir esa charla, produciendo una fractura que choca directamente con donde nos encontrábamos, o creíamos encontrarnos. Lo verdaderamente brillante de la propuesta —¿y por qué no llamarlo “juego psicológico”?— es que cuando estábamos convencidos de que entendíamos o conocíamos a Tomoko, no era así en absoluto; y recién cuando la directora nos excluye de su intimidad y de sus sensaciones más propias es cuando realmente podemos sentir una mínima parte de su vida: como no comprendemos la situación, se nos pone en el lugar de Tomoko, y solo podemos entenderla por sus gestos. Y ese es su verdadero día a día: una lucha por entender y comunicarse⚫

Titulo: Lengua viva

Año: 2018

País: Argentina

Director: Michelle Gualda