“Camino a la cima”

Por Belén Paladino.

La ansiedad que genera crecer, el debate interno entre seguir los sueños o incorporarse de algún modo en un sistema que prioriza la productividad y obliga a dejar de lado los deseos. A los 20 años aún se es muy joven pero es el momento en donde se comienza a planificar el futuro. Jazmín Carballo acompaña ese proceso con mirada atenta en La cima del mundo. Anastasia es una joven cordobesa que desea profundamente ser cantante, su vocación y talento son claros. Su madre, también cantante pero con temor de subirse a un escenario, hace las veces de representante y consejera. Anastasia pasa los días ensayando, grabando canciones en su celular que luego serán traducidas en notas por un amigo que la acompaña en el proceso de componer temas propios; y su paso por la facultad. Pero la determinación se ve opacada por las inseguridades: ¿lograré vivir de esto y ser famosa?. El debate interno también aparece en el plano musical, componer música que verdaderamente la represente o volcarse por lo comercial. Anastasia se debate entre gustarse a sí misma o gustar a los otros, desear o ser deseada, satisfacer las expectativas maternas o las propias.

La directora acompaña estas vicisitudes desde la proximidad. La cámara está dispuesta desde esta premisa generando una sensación muy sensorial: el rostro ocupa toda la pantalla, los lunares y granitos adquieren relieve. El cuerpo transmite sensaciones al igual que la voz. Desde la observación y sin necesidad de subrayados ni intervenciones Carballo logra transmitir la personalidad de su protagonista haciendo un contrapunto entre los momentos de soledad de Anastasia y los momentos que comparte con su madre o amigos. En soledad Anastasia le escribe a su yo adulta aconsejándole que no se apure. La puesta en escrito le da un anclaje a esta sensación que sobrevuela y adquiere mayor densidad a medida que avanza el documental. La madre de Anastasia le transmite la necesidad imperiosa de triunfo, la sensación de que a los 20 años se define el destino, los éxitos y derrotas. Desde la mirada materna no hay matices. Anastasia comenzará a esbozar una mirada personal sobre estos absolutos que la hará contradecir tímidamente a su madre. Jazmín Carballo logra transmitir esa sensación de ahogo y presión que atraviesa su protagonista y la acompaña también en los momentos de alivio, de escape, cuando se aflojan momentáneamente las redes. La sensibilidad de la directora permite mostrar la compleja y por momentos contradictoria relación entre Anastasia y su madre, acompañar con mirada atenta y amorosa los encuentros y desencuentros. Registrándolas con soltura en el momento de reconciliación, en esa pequeña tregua que se produce cuando cantan al unísono⚫

Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

Titulo: La cima del mundo

Año: 2019

País: Argentina

Director: Jazmín Carballo

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.