Hellbender (2021), de John Adams, Zelda Adams y Toby Poser

“De tal bruja”

Por Ivan Garcia.

 

Hoy en día parece lógico que, con la creciente perspectiva de género en el cine y la cultura general, con el cuestionamiento del male gaze y la importancia de darle mayor lugar a narrativas de y por mujeres, haya ciertas temáticas que cobren más fuerza y se retomen con una nueva mirada. Podemos decir que este es el caso del cine de terror sobre brujas, que dentro del circuito independiente norteamericano ha traído obras disímiles pero de gran calidad como The love witch o The Witch, por mencionar un par. Hellbender se adscribe en este subgénero desde una clásica narrativa coming of age.

Izzy y su madre viven aisladas en una casa con un gran bosque, en alguna región montañosa de Estados Unidos. Durante toda su vida Izzy ha vivido separada del mundo por el “peligro” que según su madre representaba acercarse a la gente, porque padecía una fuerte enfermedad. Con la llegada de la adolescencia ella comienza a cuestionarse todos estos preceptos, a indagar en la historia familiar y buscar hacer amigos para poder socializar y mostrarse un poco más al mundo. Así maneja la película esta tradicional narración de conflicto juvenil contra la madre, la rebelión contra quien quiere cuidarte, pero poniendo en duda si realmente hay en eso un beneficio o si termina siendo perjudicial para la propia Izzy y su libertad.

Sin embargo la joven no tarda en encontrar sus orígenes como parte de un antiguo linaje de brujas, y con e pasar de los minutos cuestiona cada vez más las decisiones de su madre, no sólo de negarle una vida social activa sino de negarle acceso al conocimiento de sus poderes naturales. 

La visión como una película puramente de género se da desde la primera escena y la película funciona a la perfección por dentro de sus reglas, logrando buenos efectos aún con un nivel de producción que se nota muy acotado (es una obra filmada, interpretada y producida por la familia Adams, que son padre, madre e hija) y una fotografía de tonos lúgubres con blancos y negros muy marcados que también funciona muy bien en el entorno boscoso, y con los rasgos de la protagonista, la joven Izzy. Si bien es importante desligar los dos significados de “género” que sirven para hablar de esta película (como cine de terror pero también con una perspectiva feminista) ambos van de la mano. 

Los Adams no se cuidan a la hora de presentar escenas de gore, o algunas secuencias muy bien logradas de visiones satánicas, dignas de una producción más abultada. La química de madre e hija también se ve reflejada en pantalla y parece lógico que sean madre e hija en la vida real también.  

Párrafo aparte merece la música del film, que es interpretada por ellas mismas. Hellbender es, además del nombre de estas brujas indómitas, el duo musical de madre e hija, que tocan un punk que recuerda al de las Riot Girls de los años noventa. Las letras se relacionan ligeramente con las temáticas de la película y componen una suerte de catalizador y desahogo para ambas.

Habrá que ver que depara el futuro para los integrantes de esta familia y su cine, y esperar que sigan creciendo. Hellbender por su parte ya es una gran obra con un nivel de cariño y trabajo que se nota a través de la pantalla.

Titulo: Hellbender

Año: 2021

País: Estados Unidos

Director: John Adams, Zelda Adams y Toby Poser

Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

20% DE DESCUENTO EN CAJA NEGRA + SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200