“La insoportable vaguedad del ser”

Por Lucía Roitbarg.

En Friends and strangers, el director James Vaughan retrata a Ray, un veinteañero de clase privilegiada que vive en Australia y cuya fuente de ingresos es realizar videos. No sabemos mucho de él sino que lo que el director intenta es que transitemos diferentes momentos que vive este particular personaje, a quien no parece interesarle nada en particular, más que el transitar su vida sin verdaderos compromisos.

Para retratar a Ray, hay una primera parte donde él y Alice, otra treintañera privilegiada, se encuentran en un lugar de Australia y deciden irse de camping, allí no hacen más que mantener charlas triviales sobre nada en especial, sin profundidad ni objetivo alguno. No sabemos bien si ellos se conocen, ni por qué deciden acampar juntos. Pero tampoco es lo que la película pretende que descubramos. Tras breves escenas de conversación, los vemos charlando con un padre y una hija en el mismo camping. Alice se prueba ropa de la madre ya fallecida de la niña. Nunca sabremos más sobre esos dos personajes, ni tampoco podemos ver cómo le queda la ropa a Alice, quien no vuelve a aparecer más que para mostrarle a su amiga fotos que ella misma se sacó mientras pasaba un momento aburrido con Ray. Algo así como un contraste entre la apariencia y la realidad (algo muy familiar en estos días). En la siguiente parte de la película vemos a Ray atravesando extraños e incómodos momentos cuando llega a la casa de un coleccionista de arte quien lo contrató para filmar el video de casamiento de la hija.

Ray y su amigo, quien lo recomendó para el trabajo, también charlan pero esa charla no conduce a nada. Llegan a la casa del señor, y se suceden una serie de conversaciones en las que Ray no logra definir mucho sobre lo que realmente quería ir a hacer allí. Poco sabemos de Ray, y es más la inconclusión de sus actos y su forma errática de moverse la que guía el argumento de la película.

La conexión entre las escenas es débil y será el espectador el encargado de definir qué sucedió, cuando en realidad nada sucede. Entonces, la propuesta de Vaughan es generar un lazo, aunque no emocional,  con esos momentos incómodos y extraños que atraviesan los personajes, porque no es mucho lo que hacen como para que podamos construir una opinión o conexión más fuerte con ellos. En esta elección de moverse en caminos más erráticos de la conducta humana, Vaughan dice algo  sobre un tipo de gente, quizás hasta se pueda arriesgar, de cierta generación: falta de comunicación, falta de objetivos, inconclusión, indefinición, y hasta el absurdo del existir, si bien siempre manejando cierta ironía detrás.

Titulo: Friends and Strangers

Año: 2021

País: Australia

Director: James Vaughan

 
Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.