Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Entrevista a Vanja Kaludjercic

Directora de IFFR, Festival Internacional de Cine de Rotterdam

Por Mauro Lukasievicz

Empezaste como directora del IFFR en 2019, ¿qué crees que ha cambiado desde entonces y hacia dónde crees que se dirige el festival? 

Han pasado muchas cosas desde que comencé como directora de IFFR en la edición 2020 en realidad, y gran parte de ellas tuvo que ver con las tensiones y las secuelas de la pandemia de COVID, lo que significó que durante 2 años no fue posible organizar un festival presencial. Puedes imaginar nuestro alivio en 2023, cuando finalmente pudimos presentar por primera vez el programa completo tal y como estaba previsto, incluido nuestro nuevo programa. Uno de los cambios más visibles es que reducimos el tamaño del programa, que antes de la pandemia ascendería a unos 630 títulos, mientras que en 2023 y 2024 consta de alrededor de 450. La razón principal es que el festival quedó un poco más pequeño y al presentar un menor número de títulos hay más espacio para destacar y discutir aquellos títulos que sí se incluyen en el programa.

En cuanto al público asistente pos pandemia ¿crees que algo cambió?

En los Países Bajos, el regreso a los cines finalmente fue bastante lento después de la pandemia. Algo que también pudimos notar en el número de visitantes del festival en 2023 que ascendió a poco más de 250.000 visitas. Lo cual sigue siendo significativo, pero también menos que antes de la pandemia. Tomará algún tiempo recuperarnos por completo y, aunque este es un viaje continuo, somos optimistas y estamos progresando. Uno de los elementos que desarrollamos durante nuestras ediciones online y que continuamos, es la posibilidad de ver una selección de películas bajo demanda a través de nuestra web. Esto permite al público de los Países Bajos ver películas en línea si no puede asistir al festival en persona. Al hacerlo, complementamos y ampliamos nuestras audiencias existentes. En términos generales de dirección, mi objetivo es crear una experiencia de festival cohesiva, dando igual prominencia a diferentes competiciones y garantizar que se destaquen en nuestra amplia programación. Otro aspecto de nuestro desarrollo implica diversificar géneros y temas, ir más allá de la oferta tradicional, que él festival incluya una gama más amplia de cine, incluidas comedias, melodramas, musicales, animaciones y todo lo demás.

Precisamente siento que año tras año, al ver las películas seleccionadas, el IFFR nos brinda una sensación de absoluta libertad donde podemos encontrar miles de tipos de cine, desde Anime hasta un enfoque sobre el cine chileno en el exilio por ejemplo. ¿Cómo describirías el enfoque curatorial del festival?

Bueno gracias por eso. Nos sentimos muy orgullosos y cuidadosos al seleccionar nuestros programas en IFFR, ya que siempre buscamos destacar temas y cineastas que merecen mayor atención y exposición. A menudo, miramos sus obras a través de una nueva lente que no se ha explorado antes.

¿Esto se aplica también a los programas temáticos?

Por supuesto, programas que este año incluyen el que nombraste centrado en el cine chileno en el exilio, llamado Chile en el corazón, pero también, por ejemplo, sobre los hermanos Manetti. El dúo italiano Marco y Antonio Manetti, conocidos como Manetti Bros, son famosos por su enfoque del cine que desafía el género y son celebrados por su brillantez creativa, la cual se extiende a través de videos musicales, series y películas, incluida la famosa serie Diabolik hecha sobre adaptaciones de novelas gráficas. Lo que realmente destaca en el trabajo de ellos es el buen ojo para los detalles del género, con el que infunden a cada proyecto un estilo distintivo. Estamos muy orgullosos de mostrar diez de sus obras, incluidas obras maestras como Ammore e malavita y la trilogía completa Diabolik. En nuestro enfoque curatorial, nos esforzamos no sólo por la diversificación en términos de representación geográfica, sino que también consideramos importante ofrecer una muestra de los diferentes tipos de cine dentro de un país. Un buen ejemplo de ello es nuestra selección india de este año, compuesta por nada menos que 15 películas repartidas en las diferentes secciones. Juntas enfatizan la multiplicidad de perspectivas del cine indio. Desde obras más tradicionales como Anubhuti de Anirban Dutta, hasta la creatividad radical de Riptide de Afrad Vk, una película biográfica sobre una de las cineastas más activas de la India (Parama: A Journey with Aparna Sen de Suman Ghosh), y dos películas de realizadores tamiles. Una de ellas, Jigarthanda Double X, de Karthik Subbaraj, ofrece una vertiginosa comedia criminal que confronta la crítica sociopolítica y la cinefilia posmoderna. Estas películas desafían las ideas preconcebidas y resaltan la riqueza del patrimonio cinematográfico de la India.

Bolero, de Anne Fontaine. Estreno Mundial en IFFR

Más allá de los programas que nombraste ¿Qué nos espera de esta nueva edición y qué pasará este año con las actividades y charlas paralelas? 

Como IFFR es un festival tan grande y con una amplia gama de eventos y ramas, ¡siempre es un desafío seleccionar solo algunos! Pero hay algunos aspectos destacados que merecen una atención especial. Como por supuesto nuestras competiciones, con los seleccionados en la Tiger Competition destacamos a cineastas por primera, segunda y, a veces, tercera vez, cuyos trabajos innovadores a menudo desafían toda descripción, allanando el camino para el futuro del cine. Los 12 títulos de la competencia de Big Screen fusionan el atractivo popular y la innovación de vanguardia, reconociendo que el cine, en su máxima expresión, combina a la perfección estos elementos aparentemente contrastantes. Con Tiger Shorts, presentamos el arte cinematográfico más emocionante y refrescante de la actualidad. Los estilos de realización cinematográfica mostrados en la competencia se encuentran entre los más variados en la historia de nuestro festival. Otro eje que nos gustaría destacar es nuestro programa de Charlas. Este año, estamos encantados de presentar en el festival a figuras de renombre internacional como Anne Fontaine, cuya película Bolero tendrá el estreno mundial en el IFFR, así como Marco Bellocchio, Sandra Hüller, Billy Woodberry, Amanda Kramer y Debbie Harry. Esta contextualización y provisión de una plataforma para compartir conocimientos con pesos pesados ​​es la esencia de lo que representa el festival.

Una de las secciones que me parece más interesante es Art Directions, esa idea de pensar hasta dónde puede llegar el cine. ¿Puedes contarnos un poco más sobre esa idea y el programa?

Precisamente con Art Directions invitamos al público a salir de la sala de proyección para explorar todo lo que el cine puede ser y que vea que no tiene límites en hasta dónde puede llegar. Este programa encarna nuestro compromiso de explorar las fronteras cinematográficas para ir más allá de las presentaciones cinematográficas tradicionales. En galerías y espacios artísticos. En todo Rotterdam el público curioso encuentra el cine en formas inesperadas: medios inmersivos, actuaciones, música en vivo y arte visual. Es imperdible, por ejemplo, la actuación cinética llamada The End de Lolo & Sosaku en Brutus, que está conectada con Lolo & Sosaku The Western Archive de Sergio Caballero, que se estrenará mundialmente en Harbour. También presentaremos un teaser punk en vivo de una hora a cargo de Edgar Pêra y João Lima, habituales de IFFR, como parte de nuestra serie IFFR x WORM. Presentaremos CineComix, dedicado a autores icónicos de cómics. El renombrado artista holandés Spinvis también hará una aparición en IFFR, donde actuará en vivo como parte de 8 miljard ikken, una exploración existencial de la realidad inmersiva de Tibor de Jong.

Es imposible hacer un resumen.

¡Hay mucho por descubrir en IFFR! (risas)