Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CALIGARI

Entrevista a Alexandra Karelina, directora de DVA

Por Mauro Lukasievicz

Hay algo en DVA que si bien estamos en una suerte de mundo paralelo podemos encontrar posibles críticas a las políticas rusas ¿pensaste el cortometraje de esta forma o se fue dando por las circunstancias?

Hace dos años, cuando comencé este proyecto, se trataba más de la percepción de la política actual por parte de los rusos a nivel emocional. La premisa básica de la película iba a girar en torno a un estado de emergencia en Moscú, estado de emergencia por razones desconocidas. Planeamos comenzar a filmar a principios de marzo de 2022, pero comenzó la guerra, Rusia invadió Ucrania y todo cambió. El rodaje tuvo que ser pospuesto obviamente, allí reescribí el guión, el cual pasó a reflejar la reacción de los rusos a la guerra, incluido el desprecio popular por la explicación oficial, que es toda una teoría de conspiraciones. Al mismo tiempo me interesaba transmitir la inquebrantable fe rusa en la fe y todo lo que sea místico. No tenía la intención de hacer una declaración política per se, pero ciertamente el trabajo es contra la guerra, eso es indudable. Estaba tratando de describir la atmósfera general en Rusia, o al menos en mi comunidad, durante los últimos años, la atmósfera del disconformismo se ha intensificado desde el comienzo de la guerra. Me gusta la idea y sensación de que el tiempo se detuvo y solo estamos esperando un cambio de algún tipo. Podría llamar a este estado/sensación un limbo o vida a través del espejo.

Otro de los aspectos realmente llamativos de la película es que parece ser que no hay salida, o la salida es aprender a convivir con el desastre ¿a qué se debe esto?

Yo no creo que haya tal conclusión en la película. Quería mostrar que, a pesar de la total confusión y desesperanza, siempre existe la creencia en los milagros donde cualquiera puede escapar de todo esto. Se podría decir que la película tiene un final feliz, pero en realidad el «desastre» nunca termina, parece estar en el bucle de la vida misma. Encuentro interesante su interpretación, porque se acerca a la típica mentalidad nacionalista rusa de «esperar hasta que se resuelva por sí solo», y es algo a lo que hago alusión en la película.

"No tenía la intención de hacer una declaración política per se, pero ciertamente el trabajo es contra la guerra, eso es indudable"

Muy lejos de solo intentar deslumbrar con las imágenes, DVA presenta una gran y variada cantidad de escenas que generan algo más poético y misterioso ¿cómo fue el proceso de edición final?

Describiría DVA como «un poema que pretende ser una película», sin embargo, hay una línea interna en el montaje que describe el viaje del personaje principal a través de diferentes capas de la realidad, y para mí sigue la lógica de la narración. Gradualmente, el chico avanza a través de los movimientos, hasta que su viaje se vuelve insoportable.

¿Por qué decidiste mostrar a la catástrofe como un evento cósmico y misterioso en lugar de algo producido por el hombre?

De hecho, la película es una crítica directa sobre la interpretación que hace la gente de cosas obvias. Los personajes de la película ignoran los orígenes creados por el hombre y optan por racionalizaciones en lugar de atribuir estos eventos a fuerzas de otro mundo. Y con tal punto de vista, los personajes se alejan cada vez más de la verdadera causa. El título de la película “DVA” significa “dos” en ruso, no traduzco el título por su potencia fonética. Tiene una connotación universal de dualidad y la idea principal de la película es que en cualquier evento, objeto y/o acción perceptible hay espacio para lo no revelado e inexplicable. Este espacio es el que más atrae a los personajes de la película.

¿Te encontrás trabajando en otros proyectos? 

Ahora que ya estrenamos DVA puedo decir que estoy empezando a trabajar en un nuevo guión para un largometraje-ensayo sobre el desprendimiento de una persona de su propio cuerpo y el impacto de la propaganda en él. Mi idea inicial para esta película es que los rusos están históricamente acostumbrados a distanciarse de sí mismos, como que de por si los rusos tienden a saltar fuera de sus cuerpos. El tema central de esta obra es que al perder contacto con el cuerpo, una persona también pierde control y poder sobre aspectos esenciales de su vida. Voy a desarrollar esta idea y recrear tal experiencia a través de imágenes y edición en la película.

Titulo: DVA

Año: 2023

País: Alemania

Director: Alexandra Karelina