“El hilo que conduce a casa”

Por Belén Paladino.

Un hilo que señala el camino a casa, que une el pasado con el presente, la propia historia con la de los ancestros, la vida contemporánea con rituales antiguos. En Bebia, à mon seul désir de Juja Dobrachkous el hilo entrelaza la vida y la muerte, sutura viejas heridas y es la guía para vislumbrar la salida del laberinto.

La joven Ariadna vuelve a su país natal, a su pequeño pueblo de Georgia, al recibir la noticia de la muerte de su abuela. La hostilidad que recibe al llegar, sus ansias por partir, la incomodidad con el entorno, su rebeldía ante la tradición, dan cuenta de su interioridad, de su forma de percibir el mundo y enfrentar la muerte. Dobrachkous construye vínculos complejos, llenos de matices y contradicciones entre tres mujeres- abuela, madre e hija-, tres generaciones que se enfrentan, pero comparten un lazo común, una tradición que se irá reinterpretando, resignificando. El foco está puesto en las mujeres, en sus rebeldías cotidianas ante lo que se espera de ellas, en las dificultades de la maternidad, en su reverso de frustraciones, penas y arrepentimientos y en su enunciación que a veces puede rozar con la crueldad. Los hombres son figuras que se desdibujan, que cumplen un rol social hacia afuera, pero parecen cortar los vínculos con el adentro. Las mujeres, en cambio, enfrentan diariamente las dificultades que suceden en el interior de la casa. Se trata de personajes herméticos, misteriosos y heridos. Es esa herida lo que los vuelve cercanos, su enojo que se torna melancolía y a veces dulzura. 

La muerte impone su tiempo. Para los vivos inaugura un tiempo enrarecido, algo se detiene para siempre y es necesario aguardar. Ariadna transita esa pausa llevando a cabo un ritual: la mujer más joven de la familia debe unir con un hilo el lugar donde murió el difunto con su casa, unir ambos puntos para que se encuentren cuerpo y espíritu. Ariadna se revela ante esta tradición que le resulta una imposición, pero se involucra con la tarea de recorrer varios kilómetros para ayudar a su abuela en el último camino. Este gesto implica una reconciliación, una forma de suturar las heridas. El ritual como último gesto de amor a quien se ha ido, como última caricia.

El hilo de Ariadna también entrelaza el presente del duelo con el pasado, la vida con la muerte, la juventud con la infancia. Como delicadas capas de tela que se hilvanan entre sí y se superponen, Dobrachkous genera una continuidad más que una ruptura, la vida ya no es el reverso de la muerte, el presente no se opone al pasado, sino que atesora algo de él, la infancia continua cerca, casi al alcance de la mano… Bebia, à mon seul désir es la vuelta al origen, la posibilidad de reconciliación, es el hilo que cuando estamos perdidos nos conduce a casa.

Titulo: Bebia, à mon seul désir

Año: 2021

País: Georgia

Director: Juja Dobrachkous

 
Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.