Familia sumergida (2018), de María Alché

  • Festival Internacional de cine de San Sebastián
  • FICUMAN Festival International de Cine UNAM
  • Lima Latin American Film Festival
  • Locarno International Film Festival
  • Toulouse Latin America Film Festival

María Alché

Familia sumergida (2018)

Noelia (2012)

Familia sumergida
Directora: María Alché. 
91minutos.

Caer profundo, sumergirse hasta el fondo y subir a flote. El duelo parece ser un instante eterno, infinito y frágil. Luego el tiempo lo consume y aparecen nuevos latidos. Familia sumergida, la ópera prima de María Alché nos introduce en las emociones que atraviesa una mujer tras la muerte de su hermana. 

Marcela (Mercedes Morán) se siente perdida y ausente mientras continúa con su vida cotidiana junto a su marido (Marcelo Subiotto) y sus tres hijos (Laila Maltz, Ia Arteta y Federico Sack). Hasta que un día aparece un amigo de su hija (Esteban Bigliardi) que la despierta y juntos emprenden un viaje sanador que los lleva a vivir aventuras inesperadas. 

Alché construyó una pieza sensorial y poética. La película narra la historia de un duelo pero desde una perspectiva luminosa. Un relato que nos recuerda que a veces muy a nuestro pesar podemos amar el océano en medio de la tormenta.

Seguir leyendo

Cold War (2018), de Pawel Pawlikowski

  • Festival Internacional de Cine de Cannes
  • Festival Internacional de Cine de Denver
  • Festival Internacional de Cine de San Sebastian

Pawel Pawlikowski

Cold war (2018)

Ida (2013)

La femme du vème (The Woman in the Fifth, 2011)

My Summer of Love  (2004)

Last Resort (2000)

The Stringer (1998)

Cold war (Zimna wojna, 2017)
Director: Pawel Pawlikowski. 
88minutos.

Cold War es una película que te atraviesa con su flecha directo al alma. Es un melodrama romántico que narra una historia de amor, cargada de pasión y obstáculos, que transcurre durante la Guerra Fría. Un largometraje de 88 minutos que nos lleva por un viaje a través de Polonia, Berlín, París y Yugoslavia, durante los años 50.

Los amantes Zula (Joanna Kulig) y Wiktor (Tomasz Kot) se encuentran por primera vez en una audición musical en la Polonia comunista. Él es un pianista que busca nuevos talentos y ella es una joven aspirante que se presenta a cantar. Las interpretaciones de los protagonistas son tan precisas y viscerales que logran conmoverte en cada una de las escenas.

El film se destaca por la belleza y la poesía que derrama cada uno de sus fotogramas y por su relato cargado de crudeza. Filmada en blanco y negro, y en pantalla casi cuadrada (4:3), Pawlikowski construyó una obra maestra que le valió un galardón a Mejor Director en el Festival de Cannes en 2018.

Seguir leyendo