CALIGARI

Entrevista a Zaida Carmona, directora de La amiga de mi amiga

Por Mauro Lukasievicz

Me parece muy interesante el retrato de un grupo de personas que quieren enamorarse, pero al mismo tiempo no saben cómo, además de tocar temas como la amistad, las inseguridades, etc ¿cómo surgió la idea? 

Es un tema recurrente en mi vida, así que debía ser un tema recurrente en la película. Me paso la vida hablando de amores, desamores, obsesiones y, sobre todo, analizando por qué quiero tanto pero a menudo, tan mal. Hablar de todo esto surgió en conversaciones junto a Marc Ferrer, amigo y coguionista de la película. Fue, en una de las muchas conversaciones neuróticas y obsesivas sobre nuestros amores, cuando surgió la idea de hacer una película sobre mi grupo de amigas, basada en el universo y la esencia Rohmer.

 

Precisamente hay una gran cantidad de referencias Rohmerianas en la película, algunas a simple vista y otras un poco ocultas, pero también un poco de Woody Allen en esa cosa de personajes neuróticos ¿los utilizaste como referencias al momento del armado del guion?

Rohmer era el referente más claro y más obvio, pero sí, creo que la película bebe muchísimo de la herencia de Woody Allen. El personaje neurótico y psicoanalizado constantemente, los líos de faldas, la ciudad como un personaje más, las secuencias filmadas casi en un plano… He crecido con las películas de Woody Allen y eso está de manera innata en el guion. Pero también hay otros referentes más actuales como puede ser Lena Dunham, Desirée Akhavan o Hadas Ben Aroya.

"A la hora de encarar esta película me parecía muy importante acercarme al humor desde la ironía y desde la autoparodia, quizás porque es el humor que practico en la vida"

Hay un sentido del humor muy bien logrado en esta idea de burlarse de una Barcelona de gente en pose, snob, o como se pueda llamar ¿cómo lo pensaste?

Muchas gracias. A la hora de encarar esta película me parecía muy importante acercarme al humor desde la ironía y desde la autoparodia, quizás porque es el humor que practico en la vida.  Barcelona es maravillosa, pero también tiene mucho de snob, y mucho de postureo, del que yo, también, he formado parte, porque es muy fácil dejarse llevar por este universo que ahora me repele bastante. En ciertos entornos a priori muy abiertos y cool, muchas veces se respira un clasismo y un elitismo cultural insoportables y que deberíamos revisarnos, y creo que confrontar, ya sea desde el humor o desde la herramienta que consideremos cada une.  Así que sí, me apetecía burlarme un poco de este universo snob de Barcelona.

Siento que recién ahora están comenzando a filmarse películas lgtbq alejándose del fatalismo o los dramas totales, historias más casuales y reales ¿a qué crees que se debe esto?

Creo que nos merecíamos también la ligereza y la comedia. Parecía que nos hubieran arrebatado la posibilidad del humor, de  finales felices, de historias alegres e incluso petardas. En nuestro caso, nos apetecía hacer una película con la que celebrar nuestra identidad, con personajes no necesariamente ejemplificadores ni relatos buenistas. He crecido con películas en las que la identidad lésbica se ha visto representada desde la tragedia, el drama, casi con la herencia del código hays, el personaje lgtb solo puede existir si  está condenado a la muerte o a la locura… Ahora queremos hablar desde nosotras, contar nuestras propias historias, complejas y diversas, poner en escena personajes reales y alejados del cliche.

 ¿Cómo fue la experiencia y recepción del público al haber estrenado en un festival tan importante como el de San Sebastián? 

Nuestra experiencia fue la de cumplir un sueño que ni sabíamos qué teníamos. Fuimos gran parte del equipo a celebrarlo, a celebrarnos, una película tan punky hecha tan en los márgenes había llegado a San Sebastián. Creo que nuestro público “más cercano” también flipó bastante. El público de San Sebastián, en general, reaccionó muy bien, aunque no deja de ser sorprendente que acojan una película tan punk en un festival de clase A. Nosotras estamos infinitamente orgullosa de lo que hemos logrado, nos parece todo un hito. Y agradecemos a un festival como San Sebastián el que haya apostado por el underground, como dice mi amiga Alicia Holgado, el infraunderground. Esta es una prueba más de que se puede hacer cine desde otro lugar. 

¿Te encontrás trabajando en otros proyectos? 

Actualmente estoy buscando tiempo como sea y de dónde sea para poder trabajar en otros proyectos. Es complicado porque compatibilizar el trabajo con otros proyectos no es fácil, es como tener doble trabajo. Estoy trabajando en dos nuevos proyectos que se encuentran en fase embrionaria. Un proyecto de una serie y un proyecto de un largometraje. ¡Ojalá pronto tenga más noticias al respecto!

Titulo: La amiga de mi amiga

Año: 2023

País: España

Director: Zaida Carmona