El Futuro (2022), de Ulises Rosell

“Contar historias, no números”

Por Lucía Roitbarg.

El Futuro de Ulises Rossell es una de las propuestas que el Festival Internacional de Cine Independiente nos ofrece para pensar y construir otros sentidos sobre esas palabras que ya de tanto ser escuchadas no se piensan: pandemia, virus, paciente, covid, aislamiento, distancia social, normalidad. Los medios consumieron y se apropiaron de gran parte de los sentidos que empezaron a ser parte cotidiana de nuestras vidas, y esa generalización que se busca en los relatos mediáticos invisibilizó aquellos  enunciados en primera persona, que son los que Rossel intenta ubicar en primer plano en este documental. El director de El futuro, y también de otros títulos como Sofacama o López, elige cuatro historias/retratos donde la pandemia es de diferentes maneras lo común que atraviesa a cada una. 

Cabe destacar que Rossell pudo construir un relato que comulga con una idea fuerte de lo federal, por lo cual refleja otras voces más allá de las de las ciudades más pobladas, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o el Gran Buenos Aires. Así como él le cuenta al público en el marco del Bafici, retoma la metonimia creada por León Gieco para darle un marco federal a su obra: “De Ushuaia a la Quiaca”. 

Más que atinado resulta que a quien primero elige darles la voz en su obra es al personal de salud. Aquellos a quienes salíamos a aplaudir desde nuestros balcones. Esas personas que usaron trajes futuristas para asistir a quienes más lo necesitaban en un contexto de incertidumbre para con la propia vida.  Tras eso el realizador se detiene en la cotidianidad de otros personajes que transitan las calles para sobrevivir: los cartoneros. En estas escenas, los protagonistas usan barbijos, pero si no fuera por eso, podría ubicarse temporalmente en otro momento. No hay nada visible o en los diálogos que denote que la exclusión que viven estas personas es consecuencia de la pandemia. Y eso es lo que resulta aún más preocupante: la crisis y  la marginalidad social sí son algo cotidiano con lo cual aprendimos a convivir casi sin pensarlo. ¿El futuro de la pandemia? Tal vez es parte de uno de los tantos interrogantes que abre el film. En la segunda parte del film Rossel se traslada al sur, la nieve es el ícono que marca la diferencia. Y allá también los médicos lidiaron con la muerte de sus pacientes. En este sentido la pandemia acercó a todos a una misma realidad, pero seguramente no todos fueron afectados de la misma manera. El dolor, la pérdida de los seres queridos, la incertidumbre, el aislamiento: el cine de Rossel empieza a nombrar lo innombrable de la hecatombe. Y para eso decide finalizar con las voces de una de las tantas comunidades de Salta, representando desde allí la mirada de los pueblos originarios frente a lo vivido. Si hay algo que hizo la pandemia fue homogeneizar pero las diferencias siguen ahí. La posibilidad del cine de amplificar las voces es un acierto cuando la escucha de otras realidades aparece como algo cada vez más lejano. Allí es donde Rosell indaga un poco más para que otras idiosincrasias aparezcan reflejadas. Y lo consigue.

Ya finalizando la película, como espectadores podemos entender que ese gran monstruo llamado pandemia, termina siendo una excusa en sus relatos para poder hablar de otros temas que se tornan más bien filosóficos e incluso antropológicos. Esta propuesta del director a pensar un poco más allá de lo que vemos no es una obviedad en su película, sino más bien una invitación. Así como el título mismo del film lo es, porque en cada espectador resuena algo diferente con esa otra gran palabra que es “futuro”. Según Rossell, al ser consultado por una persona del público tras la proyección, ese título es más bien una incertidumbre, o un gran interrogante que cada espectador podrá o no responder. Sin embargo, dentro de esas muchas posibilidades, Rossel menciona una justamente muy cinematográfica: la pandemia nos puso cara a cara con algo de esos imaginarios de la ciencia ficción que tan lejanos parecían.  El futuro llegó hace rato, diría el Indio.

Titulo: El Futuro

Año: 2022

País: Argentina

Director: Ulises Rosell

 
Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.