Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CALIGARI

DVA (2023), de Alexandra Karelina

“Cyberpunk y cosmic horror”

Por Sebastián Francisco Maydana

 

Una estructura cilíndrica y misteriosa se alza en medio de un descampado, en las afueras de una ciudad rusa en (re)construcción. ¿Qué es? ¿Una cisterna abandonada, un búnker de la guerra fría, una planta eléctrica abandonada, la entrada de un túnel, una máquina del tiempo? El corto de Alexandra Karelina presenta una serie de deliberadas incertidumbres. Incluso en lo temporal, aunque hace evidente que las imágenes transcurren en dos tiempos distintos, no siempre es sencillo distinguir cuál es cuál. O si se trata del pasado y el presente, o el presente y el futuro.

Lo que une las temporalidades es el personaje principal. En ambos tiempos el (también misterioso) protagonista busca algo: A su perro, que se perdió, en uno; la escapatoria a una catástrofe ambiental, en el otro. A priori, no parece haber garantía de éxito en ninguna de las dos.

DVA debe incluirse dentro de un impreciso género que en los últimos años ha tenido un decidido revival: el cyberpunk. En este sentido, el cortometraje A. I. Mama (2020), de Asuka Lin, está entre los más simples y logrados. DVA sigue el mismo camino en cuanto a lo simple, pero no en la fidelidad a los tópicos clásicos del cyberpunk. La definición de manual habla de “alta tecnología y bajas formas de vida”, y esto último lo diferenciaría de la ciencia ficción más tradicional que busca deslumbrar con pantallazos de un futuro brillante e idealizado. Ahí es donde entra a trabajar el desdibujamiento temporal de DVA, donde no se sabe si lo terrible es el futuro, el presente, o ambos.

Lo innovador de este corto es que incluye ciertos elementos del cosmic horror lovecraftiano. La catástrofe no la produce el ser humano, sino que es un evento cósmico y misterioso. Uno de los personajes aventura un diagnóstico: debe ser una perturbación del campo electromagnético. Nunca se explica qué significa eso, pero el protagonista intenta desarrollar aparatitos hechos de chatarra electrónica para, aunque sea, medir el impacto de esa perturbación. Pero no hay nada que hacer, el cataclismo es inevitable. Y en el medio, la pérdida de la mascota, y el misterio del cilindro que el apático pero ingenioso protagonista necesita resolver. Quizás allí se encuentre la respuesta, o una salida.

Titulo: DVA

Año: 2023

País: Rusia

Director: Alexandra Karelina