Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CALIGARI

Can´t help Myself (2022), de Anna Ansone

Lo que este sol esconde

Por Candelaria Carreño

El sol abrasa la costa del Mar Báltico. Los veraneantes se instalan en sus playas. Como una paradoja sin solución, Can´t help Myself (2022, Anne Ansone) inicia con el primer plano de una mujer que, vestida con su traje de baño, toma sol en medio de gigantescos edificios de cemento. De fondo, se escuchan audios de meditación, o ejercicios de mindfulness que repiten. en modo mantra, tags y frases de autoayuda. Estos audios serán la matriz narrativa del cortometraje de Anne Ansone, y quien, en primer plano los escucha, es Estere, una joven que vende helados a los acalorados bañistas.

El tono soporífero recorre las imágenes. Acompañamos a la protagonista entre arena y mar vendiendo sus helados, mientras observa a su alrededor. Repite las conversaciones de personas que escucha de manera aleatoria, ensayando una imposibilidad de conexión con el mundo que la rodea. El calor extiende sus tentáculos y acaricia un sutil paroxismo donde lo real coquetea con lo mágico; quizás, parte de la imposibilidad de Estere, que mantiene conversaciones con conocidos a quienes se encuentra en la playa y, sin embargo, no logra comunicarse.  Lo mágico y la imposibilidad de desarrollo de un personaje principal que se rehúsa a serlo podrían resumir las principales líneas narrativas del cortometraje de la realizadora letona. Suena a un relato angustiante, sin embargo, en dosificadas gotas, el humor también se hace presente en la manera en que filma a los personajes del corto que –lindero entre lo documental y la ficción– habitan el balneario. 

Si en el inicio del cortometraje veíamos una escena citadina, para luego ubicar la acción en la arena, el plano secuencia final  vuelve a ese lugar de consumo urbano. La cámara busca a Estere, mientras compra helados, y al encontrarla, parece nadar entre las góndolas de productos del supermercado, con movimientos hipnóticos donde tampoco parece encontrar un espacio para la oxigenación. Acompañar a Estere sumergida en la costa, con el agua de lluvia que moja su cuerpo, en el plano final del corto, será tal vez el mejor recaudo de aire para la protagonista. Con guiños cinéfilos –Romher y Begrman son aludidos en algunas de sus escenas–, una ciudada construcción de la fotografía que logra, por medio de planos generales y delicados primeros planos, adentrarse en el relato que propone, Can´t Help Myself construye una historia en apariencia pequeña, pero que esconde capas de profundidad acuáticas.

Titulo: Can’t Help Myself

Año: 2022

País: Letonia

Director: Alexandra Karelina