“El rigor de una puñalada”

Por Sebastián Francisco Maydana.

Túnez es retratada como una ciudad que parece despertar de noche y vegetar de día. Las serias torres cuadrangulares que albergan oficinistas grises mientras brilla el sol se contrastan con la sórdida vida (esta sí lo es) nocturna que se desarrolla en discos y bares. Nada (así se llama la protagonista) vive con el mismo ritmo. De día trabaja en una oficina del centro editando contenido audiovisual. Más tarde, recorre distintos escenarios dejándose buscar por hombres que sólo quieren saciar su apetito. Cuando finalmente están solos, los mata con precisa crueldad. Por nueve noches la acompañamos en sus asesinatos de hombres cuyo error es creerse inmunes e impunes y por eso bajan la guardia.

Una comparación obvia es con A girl walks home alone at night (Ana Lily Amirpour, 2014). Una chica silenciosa y reservada que sale por las noches a hacerle a los hombres lo que estos suelen hacerle a ellas, en una ciudad periférica (allí del Medio Oriente, aquí del norte de África) y en un estilizado blanco y negro. Pero ahí terminan las similitudes. Black Medusa es mucho más visceral, más oscura y terrible. También es absolutamente seria. No hay ningún rastro de satírica ni comedia, y más bien tiene todos los elementos de un film noir de venganza donde la razón de esta parece estar oculta. Además, Nada no está sola como la protagonista de A girl… Noura, su nueva compañera de trabajo, sabe su secreto y mientras no lo divulgue será su cómplice.

Siguiendo con las comparaciones, la lograda fotografía, ciertos travellings paralelos y la cinematografía en general recuerdan mucho al estilo indie no wave de Jim Jarmusch. Pero insistir en este tipo de paralelismos sería no hacerle justicia a la obra. Black Medusa es un film fresco y vibrante, que sabe construir climas de tensión e inquietud para llevarlos a un clímax ejecutado con el rigor de una puñalada en el estómago.

Hay una cuestión moral también, que no es abordada directamente sino apenas sugerida. Es la magnitud de la violencia la que fuerza al espectador a preguntarse por la necesidad de la venganza o si realmente es justo el tratamiento de sus víctimas. Qué lleva a Nada a hacer todo lo que hace. Qué lleva a Noura a protegerla. Si se trata de una afirmación de la sororidad o más bien de una crítica velada a la libertad de la mujer. Black Medusa es decididamente ambigua en estos aspectos, y por ello mismo (y esto debe ser considerado como una virtud) invita al debate.

Titulo: Black Medusa

Año: 2021

País: Tunez

Director: Youssef Chebbi e Ismaël

 
Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

SOLAX.TV + REVISTA CALIGARI

Suscribite por $200 los primeros tres meses.