Ese furioso deseo sin nombre (2020), de Florencia Colman

“A veces el deseo es no tener ese deseo”

Por Rocío Rivera.

Hasta hace muy pocas décadas atrás, el instinto materno era considerado como algo natural e irremediable en el destino biológico de las mujeres. Era lo que el futuro esperaba de todas lxs cuerpxs con capacidad de gestar: traer niñxs a poblar el mundo. Hasta “Facu Arana” aún lo cree, ya que como bien dijo sin vergüenza ni consideración, que para él la mujer se completa cuando deviene en madre. Pero si repasamos la historia, nos enteremos que el instinto materno no es otra cosa, que otro invento del sistema capitalista, que se sustenta en la familia como primer organismo de control y poder. Los movimientos feministas y los activismos LGBTIQ+ han logrado dar por tierra con todas estas cuestiones que nos vendían como únicas en nuestras vidas y las defensas de la maternidad deseada, la libertad sobre nuestros cuerpos y el goce como política de vida invadieron nuestras acciones y nuestra forma de entender el mundo y las acciones cotidianas. Ese furioso deseo sin nombre el flamante cortometraje de Florencia Colman, aborda la temática de la maternidad desde un ángulo inusual e interesante.

El film no aborda la maternidad desde el deseo de concretarla, ni justificando con distintos argumentos los por qué de alguien que no quiera ser madre, sino que contrapone a todas estas formas de mostrar la maternidad o la no maternidad, el deseo, el anhelo, la espera, la impaciencia, el amor y la ternura de quien sí concreta la maternidad, junto con alguien que simplemente no eligió ser madre. Lo eligió, sin culpas y sin justificaciones, simplemente lo eligió porque podía y porque sobre los cuerpos de las personas gestantes, nadie más tiene voz ni voto, más que ellxs mismxs. Simple y llanamente eso, sin justificaciones, sin explicaciones sin demandas, hay quienes sí desean ser madres y quienes no. Y todas las decisiones son válidas.

El cortometraje se estructura en base a una serie de secuencias fílmicas y/o imágenes de tipo archivo de una madre quien espera la llega de su hijx, desde el momento de su concepción hasta tener la panza repleta de amor a la espera de salir. También hay espacio para la experimentación metacinematogáfica. Y, sin embargo, son pocas las palabras que posee Ese furioso deseo sin nombre, pero tiene las justas y necesarias para entender la idea del film, su trama y también su militancia por la libertad de los cuerpos y las decisiones que, claramente, se toman por el deseo, el respeto y la fidelidad a unx mismx.

No se puede imponer el deseo, ni el amor, lo mismo sucede con la xatertinidad. La maternidad será deseada o no será… sea esa, la ley primera.

Titulo: Ese furioso deseo sin nombre

Año: 2020

País: Argentina – Uruguay – Brasil – Cuba

Directora: Florencia Colman

Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *