O índio cor de rosa contra a fera invisível: a peleja (2020), de Tiago Carvalho

“¿A quién le pertenece la historia?”

Por Sofía Ferrero Cárrega. 

Fotos antiguas, el sonido de un tren, familias blancas, comunidades indígenas, culturas en plural y el sonido, que rápidamente dicta el ritmo de lo que vemos. 

El silbido del tren a vapor se convierte en el silbido del apito, el silbato de la orquesta de samba y la locomotora es ahora un tambor que empieza a bailar. 

Así comienza O índio cor de rosa contra a fera invisível: a peleja de Noel Nutels, un documental de archivo, un film de montaje. 

Tiago Carvalho usa dos recursos: imágenes y sonidos, las dos materias primas del audio-visual. Imágenes hermosas de un mundo lejano para ojos occidentales. Sonidos que se convierten en música. 

Noel Nutels fue un médico que durante treinta años recorrió el interior de Brasil atendiendo a poblaciones campesinas y nativas. Documentó sus expediciones en películas y fotografías que son las usadas en este film. Material de invaluable valor y en perfecto estado de conservación. Estas imágenes están acompañadas por el único registro que existe de la voz de Nutels que pertenece a una conferencia que dio con motivo de una invitación en 1968 para hablar sobre su experiencia. 

En su relato que acompañan las imágenes de su registro, se descubre cómo Nutels fue entendiendo lo que significaba la presencia y los mecanismos de los blancos y cómo esas realidades que parecían cargadas de buenas intenciones escondían, en realidad, esclavización, sometimiento y una extensión de la conquista de América. 

“Empecé como médico en expediciones varias y terminé siendo durante seis meses director del perverso servicio de protección al indígena. Siento algún remordimiento porque, de alguna manera, participé en la “pacificación” de los indígenas en ese momento. Los occidentales, además de matar intencionalmente, hemos matado con buenas intenciones al introducir enfermedades para las que los nativos no estaban preparados”.
Las misiones para evangelizar a las comunidades y la introducción del concepto de pecado son mencionadas también como dos grandes problemas. A través del soborno místico, en palabras de Nutels, se les entregaban objetos a los indígenas en el nombre de un Dios que tiene cosas y que les da cosas, sin siquiera considerar que el hecho de que los objetos tengan determinado valor es muy probablemente, un concepto occidental. 

Sin embargo, Nutels logra encontrar un grupo humanitario de personas y hacen uso de los recursos y el poder otorgado para crear el parque Xingu, un parque nacional donde las comunidades estuvieran protegidas, por contexto y cercanía, a través de las leyes que protegen a la flora y fauna “porque la matanza de indios en Brasil es un fenómeno que nunca ha cesado, desde el descubrimiento”. 

Hay documentos de una Brasilia en desarrollo, arrasada y en proceso de construcción y la voz de Nutels da cuenta de toda la muerte que significa que esa tierra esté así de plana, de deshabitada. 

El director Tiago Carvalho continúa un documental que empezó Noel Nutels en 1940 y que nos ayuda a entender cómo nos hemos puesto a nosotros mismo, como planeta, en esta situación. Y como dijo Luis Ospina en algún momento: “Realmente creo que el cine que trabaja con material de archivo es, de alguna forma, un cine de resistencia porque, al final de cuentas, nos lleva a esta pregunta: ¿a quién le pertenece la historia?” Y este documental nos devuelve esta pregunta y esta historia nos trae a este presente incendiado, a esta tierra arrasada, a una pandemia que nos obliga a un confinamiento dentro de departamentos inhabitables y a una tierra cada vez más gris, cada día menos verde.

Titulo: O índio cor de rosa contra a fera invisível: a peleja

Año: 2020

País: Brasil

Director: Tiago Carvalho

Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *