Dame fuego (2019), de Solange Pino

“Rutinas y rituales”

Por Belén Paladino.

Soy un viento que no tiene rumbo
Que no sabe dónde va
Soy gemido de un amor profundo
Que por ti muriendo va.

Dame fuego. Sandro

Un hombre hace ejercicios vocales mientras el agua llega al punto de hervor; realiza una breve visita a la librería para realizar unas fotocopias; por la noche, se afeita y canta frente al espejo. Estas son las pequeñas rutinas/ rituales de Daniel Contreras antes de subir al escenario de Mamita Bar para ofrecer un show en el que homenajeará su ídolo Sandro. 

Solange Pino registra un día en la vida de Contreras manteniendo cierta distancia, pero sin perder la cercanía ni el interés en lo que registra. A través de la economía de recursos, cada situación es resuelta en un único plano, la directora acompaña a su personaje a dar el salto al vacío que implica subirse a un escenario. Y sobre todo lo acompaña paso a paso en el proceso de transformación que realiza Contreras para parecerse a su ídolo. Aquella frase que Julio Cortázar escribió en Rayuela “Cómo cansa ser todo el tiempo uno mismo” parece ser evocada. Solange Pino y Daniel Contreras buscan juntos una pequeña tregua, la posibilidad de escaparse de uno mismo y ser otro al menos por unas pocas y entrañables horas.

Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *