Entrevista a Lucas Santa Ana, director de Yo, adolescente

Por Mauro Lukasievicz

¿Cuál fue tu primer acercamiento a la novela Yo, adolescente y en qué momento decidiste convertirla en película? 

En 2017 después del estreno de El puto inolvidable y Como una novia sin sexo me puse a pensar cuál sería mi próximo proyecto. Sabía de la existencia de la novela porque Zabo es amigo mío. No había podido leerla en el 2005 cuando fue publicada originalmente y Zabo la había despublicado de internet. Se la pedí para leerla y él me mandó los manuscritos. Me la devoré en un fin de semana y lo llamé muy entusiasmado porque me parecía que ahí había un material muy valioso y que podíamos llevarla a la pantalla.

¿Cómo fue la reacción de Zabo cuando le comentaste la idea de la película? ¿Trabajaron juntos en el armado del guion? 

Después de decidir que quería hacer algo con la novela, me junté con Zabo y charlamos mucho para ver qué era lo mejor que podíamos hacer. La novela da para una serie, o varias series, o para película. Yo tenía a mi alcance la posibilidad de llevarla al cine y por ahí nos decidimos. Él prefirió no vincularse en la escritura del guión, me dejó hacerlo solo, pero quería leerlo antes de decidir la autorización. Una vez que tuve una versión que me dejara contento se la di a él para leer y le gustó mucho todo lo que había logrado.

Resulta raro que algo que marcó tanto a una sociedad, como fue la tragedia de Cromañón, no se haya expuesto en el cine, y si bien tu película no es sobre la tragedia en sí, lo utiliza muy bien como punto de partida. ¿Porque crees que no se realizaron más películas sobre el tema?  

Desde la tragedia de Cromañón pasaron 15 años. En estos años, poco o nada se trabajó en films de ficción. Creo que faltaba una distancia histórica para poder empezar a hablar del tema. Nosotros lo pensamos mucho. La película no es la película de Cromañón, sino que toma esa noche como puntapié inicial. Es un dolor muy grande para los que están relacionados directamente con la tragedia y hay que hacerlo con cuidado.

¿Cómo trabajaste en los aspectos psicológicos de los protagonistas en esa etapa tan particular que es la adolescencia? 

La construcción de los personajes ya estaba en cierta forma creada en la novela. Mi trabajo al momento de la adaptación fue darles vida tridimensional. En cuanto a los aspectos psicológicos, tuve siempre cerca a Zabo, para que me recordara cómo era ser adolescente en esa época (yo ya era grande en el 2005). También mucho se terminó de completar en el trabajo con los actores y actrices que dejaron la adolescencia hace muy poquito y se podían relacionar con los personajes de forma más cercana. En cuanto a los temas de salud mental que trata la película, ahí hablé con algunos profesionales y personas vinculadas a la adolescencia para que el mensaje que quería que transmitiera la película fuera bien claro.

Algo importante es que parece que te abstuviste de juzgar cualquier tipo de situación, las cosas pasan y vos las mostraste ¿porque decidiste filmar de esa forma? 

La novela fue escrita por un chico de 16 años. Mi intención todo el tiempo era que esa misma mirada fuera la que rigiera sobre la narración. Ese joven no juzga sus momento, no juzga las situaciones que vive, también las expone. De esa forma es que tratamos el film en su totalidad. Esa decisión tiene que ver con que la mayoría de los films sobre adolescentes suelen tener una mirada nostálgica de un adulto que recuerda hacia atrás lo sucedido y juzga su pasado. Yo quería ir justamente por el otro lado.

Si bien no es lo ideal por ser online, pero ¿qué expectativas tenés para el estreno?

En los últimos meses, desde que arrancó el aislamiento se han estrenado muchas películas en formato “online” y vemos que la respuesta del público ha sido muy buena. Por un lado, el estreno será cien por ciento federal, que con una salida en salas, no hubiéramos llegado a todos al mismo tiempo y eso nos entusiasma un montón. Se nos abren de esta forma un montón de pantallas como ser la del TV, las computadoras y los celulares a través de la plataforma Cine.Ar y eso es maravilloso.

¿Te encontrás trabajando en otros proyectos?

Al momento del inicio de la cuarentena me encontraba filmando como productor ejecutivo una película titulada La larga vida de los recuerdos, de Mariana Russo y Alberto Masliah, que quedó con el rodaje suspendido. Estamos esperando que podamos salir del aislamiento para poder retomar ese proyecto⚫

Titulo: Yo, adolescente

Año: 2020

País: Argentina

Directora: Lucas Santa Ana

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *