Homelands (Domovine, 2020), de Jelena Maksimović

“La memoria del bosque”

Por Belén Paladino.

Una mujer se adentra en un pequeño pueblo entre las montañas. Es invierno, las calles están vacías, probablemente por causa de la nieve y el frío. Un pueblo fantasma rodeado de bosques y ruinas. Sin prisas por develar el misterio la directora Jelena Maksimović nos introduce en la historia de un pueblo y sus espacios abandonados. La historia de un pueblo que se vuelve familiar. 

El deambular de una extranjera en un pueblito griego, en primer momento puede parece fruto de la casualidad. Es el azar el que podría haberla conducido a ese pueblo como a cualquier otro de la región, invitándola a superar las distancias idiomáticas para entablar conversaciones con sus habitantes, conocer lentamente algunas costumbres, recetas típicas, escuchar algunos de sus cantos.  Es el aburrimiento, cuando no queda nada más por recorrer, el que puede conducir a rondar las afueras, acercarse a los lugares olvidados, penetrar en los bosques. 

Pero lo que en apariencia se presenta como aislado o casual conduce al centro de la madeja, allí donde todos los hilos se unen, en el corazón, el pueblo cuenta su historia a través de sus imágenes y sus cantos. La memoria que permanecía silenciada sale a la luz a través de imágenes de la resistencia comunista campesina en plena guerra civil, sus luchas llegan a los oídos de las nuevas generaciones a través de sus cantos.  Esa memoria que aún habita en el bosque y en casas vacías constituye también la memoria familiar de su directora. 

El bosque como manto protector que cobijó a campesinos perseguidos por sus ideas revolucionarias, se volvió por un tiempo hogar de la abuela de Maksimović y otras mujeres. Allí es donde la directora a través de su actriz- en una suerte de desdoblamiento que incluye a ambas- se conecta con el pasado de un país que no es el de su nacimiento pero que se vuelve propio. Los valores y reivindicaciones de su abuela han llegado hasta ella a través de sus cantos e historias, a través de las fronteras y el tiempo. 

Maksimović escucha al bosque y las ruinas. El paisaje que ha sido testigo silencioso, acariciado por el murmullo del viento en el que todavía resuenan cantos de libertad, vuelve a escuchar tiempo después una voz femenina que dialoga con esas voces del pasado. Un diálogo que se vuelve manifiesto, una continuidad entre las voces del pasado y las del presente, una herencia recibida con orgullo, un fuego común. Las luchas continúan vivas porque hay quien las narre y quien las reciba como legado. Porque alguien las filma para que no sean olvidadas.

Titulo: Homelands

Año: 2020

País: Serbia

Director: Jelena Maksimović

Si llegaste hasta acá…
Es porque entendés que el cine es un arte y no un mero entretenimiento, por eso valorás y apoyás que existan otras miradas. Podés apoyar a Revista Caligari adquiriendo alguna de nuestras suscripciones.
SUSCRIBIRME

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *