Algo con una mujer (2019), de Luján Loioco y Mariano Turek

“El derrumbe de todo”

Por Paulo Pécora

En Algo con una mujer, su primera película conjunta, Luján Loioco y Mariano Turek abordan la inesperada aventura que envuelve y modifica para siempre la vida de una ama de casa, costurera de profesión y acostumbrada a las tareas de su hogar, en un contexto cultural sumamente patriarcal y machista. 

Basada en la obra teatral La Rosa, de Julio César Beltzer, la película transcurre en medio de las convulsiones sociales y el clima de temor e incertidumbre que en 1955 culminarían con el golpe militar que derrocó a la segunda presidencia de Juan Domingo Perón y sometió al país a un escenario de violencia política, persecución, proscripción y fusilamientos.  

Aburrida, descuidada por su marido y atraída por historias detectivescas que lee en revistas o ve sola en el cine, Rosa pasa sus días cuidando su casa en una ciudad de provincia, sin más entretenimientos que diseñar sus propios vestidos, contar chismes a su vecina o asistir a una iglesia católica a confesarle a un cura sus deseos más íntimos y naturales, que ella considera pecados. Pero una noche, a partir de un crimen del cual se convierte en testigo inesperado, su vida –y la de su entorno cercano- cambiarán completamente. 

Encarnada con solidez por la actriz María Soldi (a quien acompañan Abel Ayala y Manuel Vignau, en los roles de un vecino inquietante y un marido ausente y esquivo, respectivamente), Rosa asiste al derrumbe de todo aquello en lo que creía. Lo que sostenía su mundo de fantasía se desmorona sin remedio. 

Al mismo tiempo que el gobierno peronista se resquebraja, y que su matrimonio entra en una inevitable crisis, sus ataduras –los mandatos sociales, culturales y religiosos que la sometían y no le permitían realizarse como mujer- también se van rompiendo y empieza a ver todo con un poco más de claridad. Comienza a tomar decisiones por sí misma, libremente, sin necesidad del visto bueno de su esposo ni del párroco del lugar. 

Loico y Turek logran una recreación de época acertada (desde la puesta en escena, deudora del cine clásico, pero sobre todo a través del arte y el vestuario), y mientras tejen la intriga de un policial hogareño (o “domestic noir”, como ellos mismos lo definen, donde una persona común y corriente se convierte accidentalmente en detective) van desplegando los elementos necesarios para la emancipación de la protagonista. En una época donde el machismo y la culpa judeocristiana están a flor de piel, ella se dejará llevar –quizás por primera vez en su vida- por sus deseos más profundos. 

“Adaptar una obra de teatro siempre conlleva un riesgo. En lugar de hacer una adaptación literal decidimos enfocarnos en los elementos del policial que se encuentran en la historia. La pregunta de la que partimos fue: ¿Por qué ella nunca denuncia el crimen? ¿Qué secreto esconde ese silencio? (…) El contexto de la historia nos remitía al mundo de los melodramas y de los policiales del cine de aquella época, tan afín a nuestros gustos. Esto nos permitió sumergirnos en el universo mágico de las historias narradas por nuestros abuelxs, por lo que la película está pincelada con colores que pertenecen a nuestras historias familiares”, escribieron Loico y Turek sobre el film⚫

Titulo: Algo con una mujer

Año: 2019

País: Argentina

Directores: Luján Loioco y Mariano Turek

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *