Entrevista a Clotilde Richalet Szuch, creadora del proyecto 82 WOMEN BY A WOMAN – Portraits of South American Cinema

Por Rolando Gallego

Link de 82 WOMEN BY A WOMAN – Portraits of South American Cinema: 

https://www.instagram.com/82womenbyawoman/ 

¿Cómo surge el proyecto?

Mi proyecto 82 WOMEN BY A WOMAN – Portraits of South American Cinema sobre las mujeres que hacen el cine sudamericano comenzó a partir del surgimiento de las 82 mujeres que montaron la alfombra roja del Festival de Cine de Cannes en 2018. Esta marcha de mujeres fue organizada por una asociación llamada 5050-2020, que lucha por la paridad en el mundo del cine. En la cima de esta escalada estaban Cate Blanchett, quien fue la presidenta del jurado ese año, y Agnes Varda. Las 82 mujeres invitadas en esta subida de escaleras procedían de diferentes horizontes, al mismo tiempo había actrices, directores, productoras, etc. Todos unidos por la misma causa. El número 82 es simbólico. Representa a las 82 mujeres directoras seleccionadas en la competencia oficial desde el inicio del Festival de Cine de Cannes durante sus primero 72 años. En comparación, hubo 1645 películas hechas por hombres en el mismo período. Me fascinó totalmente la energía positiva, femenina y creativa que surgió de este evento. Como mujer y como fotógrafa, sentí la necesidad de hablar sobre este problema. Comenzar el proyecto en Sudamérica fue obvio: emocionalmente estas tierras y este cine me atraen, y desde un punto de vista práctico: estábamos con mi esposo manejando la Panamerica en ese momento (un viaje con auto desde Seattle hasta Ushuaia), y mi proyecto Fotográfico se sumó a nuestro proyecto de viaje por carretera.

¿Cómo haces para retratar a las mujeres alrededor del mundo ?

El rodaje comenzó en junio de 2018 en Colombia, tuve la oportunidad de conocer a Claudia Triana, la directora de BAM en Bogotá, quien me puso en contacto con varios productoras colombianas. En ese momento no pensé que el proyecto crecería tanto, pero es con alegría que he forjado vínculos con todas las mujeres que conocí en Colombia, con quienes me pusieron en contacto con otras mujeres directoras de otros países de Sudamérica. Es como una tela de araña: si una persona te da los contactos de otras tres personas que te dan trescontactos a su vez …esta cadena de solidaridad e intercambios puede llegar muy lejos. Así que manejé por nueve meses a través de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil y pude tomarme el tiempo para contactar y organizar mis citas con todas esas emocionantes mujeres del cine que se han mostrado muy interesadas y disponibles. Estar en el automóvil fue una gran oportunidad para adaptar mi agenda y también para tomarme el tiempo de conocer y comprender la cultura de cada país y el contexto en el que se desarrolla el cine sudamericano.

¿Cuánto tiempo estás con cada una de las mujeres?

Intenté conocer entre treinta y cuarenta mujeres por país. Sabiendo que en todos los países trato de conocer a un amplio panel de mujeres que hacen cine sudamericano. Para mí significa reunirse con productores, directores y distribuidores, pero también, y especialmente, poner cara a los equipos técnicos: el sonido, la luz, la dirección de la foto, el maquillaje… Una película es un trabajo en equipo y quería mostrar a través de mi trabajo y resaltar todas las facetas del cine. Pasé entre media hora y una hora con cada uno, comenzando con una discusión sobre sus antecedentes y entendiendo su lugar (y el lugar de las mujeres en general) en la industria cinematográfica de su país. La foto al final de este intercambio generalmente no dura mucho tiempo, ya que cada cita se realizó en cafés o restaurantes. Intento ser lo más discreto y sigiloso posible durante esta sesión fotográfica rápida para capturar la esencia de nuestro intercambio verbal.

¿Tenés pensado hacer un documental audiovisual con el material? ¿O Recopilarlas en un libro?

Durante todas estas reuniones hice un retrato y una entrevista. No tengo material de video solo sonido de las entrevistas. Actualmente se organizan numerosas exposiciones que se llevarán a cabo a lo largo del año en Sudamérica y algunas en Francia. Terminé de tomar fotos hace solo un mes, así que todo se organiza poco a poco. A través de los 10 países visitados, conocí a 298 mujeres en el cine y, obviamente, no puedo mostrar todas las fotos en un solo lugar, en una sola exposición. El objetivo final será reunirlos y así reunir mi trabajo completo (foto y texto) en un libro. En este momento estamos hablando todavía estoy buscando un editor.

¿Cómo organizas las muestras en los diferentes países?

Quería que mi proyecto representara a un amplio panel de mujeres que hacen cine sudamericano. En este contexto, conocí a muchas mujeres del mundo de la cultura, incluidos organizadores de festivales, directores de cine y críticos de arte. A través de todos estos contactos también tejo una amplia red cultural en Sudamérica. Fue la Cinemateca Uruguaya la que me hizo el honor de mostrar mi proyecto primero cuando acababa de terminar las fotos. Un gran agradecimiento a la Embajada de Francia que me apoyó y que continuará apoyándome haciendo que la exposición viaje a diferentes lugares. 

¿Qué anécdotas te cuentan las protagonistas? 

Tuve la oportunidad de conocer a muchas mujeres muy diferentes : de diferentes generaciones, de diferentes profesiones, de diferentes países. Cada una de ellas tiene su propia historia, su propia visión, su propia viaje personal, como mujer y como actriz de cine en su país. El punto común a todas es el deseo de hacer películas. Para contar historias. Y obviamente la paridad en este proceso de creación es indispensable. Cada país en Sudamérica es muy diferente, aunque hay raíces comunes, cada una con una historia y evolución diferentes. Las dos grandes cosas que he visto en esta experiencia de un año en 10 países de América del Sur es que las mujeres necesitan contar sus propias historias. Tenemos una sensibilidad, una forma de expresar cosas y sentirlas que es obviamente diferente de la de un hombre (ni mejor ni peor) simplemente diferente. Y es una forma de ver las cosas que se necesitan en el mundo. El otro punto común entre todos los países es el tema de la maternidad, un tema universal. Y el hecho de que a cierta edad la mujer puede alejarse de las tomas de películas para cumplir con este nuevo papel adicional de ser madre. Lo que sin duda favorece el desequilibrio en la paridad en un momento dado. Otro punto común es el creciente número de mujeres productoras de documentales. Una vez más, creo que es necesario contar historias personales que cuenten la historia de los destinos de las mujeres en un contexto cultural e histórico real.

¿Cómo ves el momento actual de la mujer en el cine?   

Ya sea en el cine o en la sociedad en general, las mujeres siempre han luchado para imponer su lugar y su posición. En América del Sur o en Europa, la mujer es cada vez más importante en el cine y es maravilloso ser parte de este impulso de mujeres fuertes. La energía positiva y creativa que sentí durante este año para discutir con todas estas mujeres que luchan para imponer su lugar y su visión ha sido absolutamente trascendente. Todos tenemos historias que contar y para eso necesitamos espacio, libertad, presupuesto sin juicio de género. Personalmente no creo  que debemos imponer cuotas, creo que con buena inteligencia debemos escucharnos, discutir juntos para llegar al público una diversidad de ideas. Porque al final ¿por qué hacemos películas? ¿Por qué hacemos fotos? Está destinado a ser visto. Y visto para todos y todas. Y creo que es importante que esta transmisión de imágenes y puntos de vista sea lo más variada posible. Y lo más justo posible entre hombres y mujeres; Entre las nuevas generaciones de las viejas generaciones… Estoy a favor de la diversidad, la paridad y especialmente de una creación personal que busca testificar: ¡cualquiera que sea el sexo del creador! A través de mi proyecto espero mostrar diversidad tanto como paridad. Espero encontrarme con el cine latino, se sostuvieron muchas discusiones sobre las interacciones entre el cine de los diferentes países de América del Sur que todavía parecen frágiles en términos de distribución en los contenidos. Y no puedo esperar para llevar el tema a Francia, donde se llevará a cabo una primera exposición este mes de julio en el Festival de Fotografía Pierrevert.

¿Cómo ves el momento actual de la mujer en el cine?   

Ya sea en el cine o en la sociedad en general, las mujeres siempre han luchado para imponer su lugar y su posición. En América del Sur o en Europa, la mujer es cada vez más importante en el cine y es maravilloso ser parte de este impulso de mujeres fuertes. La energía positiva y creativa que sentí durante este año para discutir con todas estas mujeres que luchan para imponer su lugar y su visión ha sido absolutamente trascendente. Todos tenemos historias que contar y para eso necesitamos espacio, libertad, presupuesto sin juicio de género. Personalmente no creo  que debemos imponer cuotas, creo que con buena inteligencia debemos escucharnos, discutir juntos para llegar al público una diversidad de ideas. Porque al final ¿por qué hacemos películas? ¿Por qué hacemos fotos? Está destinado a ser visto. Y visto para todos y todas. Y creo que es importante que esta transmisión de imágenes y puntos de vista sea lo más variada posible. Y lo más justo posible entre hombres y mujeres; Entre las nuevas generaciones de las viejas generaciones… Estoy a favor de la diversidad, la paridad y especialmente de una creación personal que busca testificar: ¡cualquiera que sea el sexo del creador! A través de mi proyecto espero mostrar diversidad tanto como paridad. Espero encontrarme con el cine latino, se sostuvieron muchas discusiones sobre las interacciones entre el cine de los diferentes países de América del Sur que todavía parecen frágiles en términos de distribución en los contenidos. Y no puedo esperar para llevar el tema a Francia, donde se llevará a cabo una primera exposición este mes de julio en el Festival de Fotografía Pierrevert.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *