Entrevista a Luciana Bilotti, directora de Camping

Por Mauro Lukasievicz

Estamos ante un coming of age, pero donde los problemas son generados más por el entorno que por el propio traspaso de edad. ¿Cómo surgió la idea? 

La idea surge de varios recuerdos de mi infancia puestos en el contexto de la problemática familiar que me resulta una temática inagotable e interesante de abordar. En 2015 el proyecto ganó el premio Raymundo Gleyzer por la región Cuyo y participó de laboratorios como el Labex en 2016 que ayudaron a afianzar el proceso y prepararnos para el rodaje.

Filmaste en todo momento como buscando generar una sensación de asfixia sobre los protagonistas, algo que se contagia a la perfección mientras miramos la película. ¿Porque decidiste filmar de esa manera? 

Porque me interesa poder concentrarme en los personajes. Se sienten agobiados por la presión de las apariencias y cada uno busca refugiarse a su manera: Marcos se recluye en su velero, Estefanía se va con su amiga lejos de la mirada de sus padres y Sara pasa tiempo junto a Pato en la pileta. Al mismo tiempo aprovechamos para mostrar Mendoza de una manera diferente lejos de la mirada turística. La idea siempre fue que la localia esté presente pero desde la intimidad de lo cotidiano, en el decir y las costumbres,  sabíamos que esa presencia se daría de una forma natural, sin hacer notar que se trata de una película mendocina. 

Por momentos parece que los lugares elegidos para cada escena buscan chocar de lleno con lo que en realidad está pasando, la tranquilidad y la calma frente a la crisis. ¿Lo pensaste de esa manera? 

Creo que es algo que está en la génesis de la película, como ese paseo que se supone será un respiro para la familia, que les permitirá relajar todo, no hace otra cosa más que evidenciar la crisis en la que están inmersos. El lugar es hermoso, hay sol, agua, verde intentan esconderse entre tanta belleza, pero es imposible, está todo a punto de estallar desde el momento que pisan el camping.

Una sensación que nos queda es la complicidad que parece haber en todo momento entre los actores más jóvenes. ¿Cómo llegaste a ellos? 

Fue un trabajo de casting que nos sorprendió por la convocatoria que tuvimos, tardamos varios días en castear a muchos chicos todos muy entusiasmados con la idea de poder participar. Pero a la hora de elegir no hubo dudas, Martina, Zoe, Mateo y Valen todos tenían eso que estábamos buscando, lo supieron demostrar desde el momento que los conocimos, tuvimos mucha suerte con ellos, porque es difícil tener actores tan pequeños con experiencia actoral aunque no ante cámara, así que mucho dependía de cómo se desenvolvían en la entrevista o  lo que nosotros intuyéramos en el casting, por suerte no nos equivocamos.

Hay un trabajo muy preciso del manejo de las emociones, y durante toda la película parece que nos vamos acercando al momento en que alguno de los protagonistas finalmente estalle. ¿Cómo trabajaste el guión desde los aspectos psicológicos? 

Una guía certera para mí es haber vivido la experiencia. Sabía que no quería escenas melodramáticas ni estereotipadas, quería que si bien desde el principio se anticipa lo que está por suceder, sintiéramos que alguno de esos personajes podía tomar una decisión distinta y que las cosas tomaran otro rumbo. Para eso necesitaba personajes con sutilezas, que pudiéramos ir descubriendo de a poco, que no aparecieran definidos desde el inicio, eso me dio la posibilidad de ir trabajando las distintas capas que les dan la humanidad que creo que tienen. Por supuesto fueron indispensables los aportes de los actores, que desde su perspectiva iban dándole el carácter definitivo a esos personajes que terminarían habitando.

Si bien las condiciones no son las ideales, al haberse convertido en un estreno online, ¿qué expectativas tenés para el estreno? 

Si bien no son las ideales, trato de verle el lado bueno a todo esto y creo que para una película mendocina, el estreno online puede significar una mayor cantidad de espectadores. Es muy difícil estando lejos de Buenos Aires estrenar en salas comerciales fuera de nuestra propia provincia, no solo en el caso de Mendoza, si no en el resto del país pasa esto.

Sabemos que te encontras trabajando en La visita, tu segundo largometraje, ¿podés contarnos más al respecto?

La visita también aborda la temática familiar y se centra en un episodio concreto que atravesé hace algunos años en relación a mi abuela y un redescubrimiento de todos los vínculos familiares, empezar a darme cuenta cuál era la realidad que me rodeaba⚫

Titulo: Camping

Año: 2020

País: Argentina

Directora: Luciana Bilotti

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *