La noche que ganamos (2020), de Carolina Ruiz

La vigilia de lxs triunfadorxs

Por Rocío Rivera 

“Desde que tenemos la primera menstruación vivimos temiendo un embarazo no deseado.  Cuando somos niñas crecemos con ese temor a la violación de ese tipo extraño que nos puede agarrar en una calle oscura.  Después, cuando disfrutamos del sexo consensuado, el temor persiste porque sabemos que el preservativo se puede romper y salirse y quedar adentro. Le pasa a una amiga, a una amiga de una amiga, y un día nos pasa a nosotras.  Es un miedo que un varón no puede llegar a imaginar. Lo que está en juego son nuestras vidas, las de las mujeres. No se trata de un Boca-River. El aborto ya existe. Son 450 mil mujeres que acuden a esta práctica cada año”. 

 Mariana Carbajal, Periodista. Integrante del colectivo Ni Una Menos.

Hay momentos históricos que quedan en la memoria de una sociedad, todxs recuerdan donde estaban cuando se enteraron de tal o cual suceso. Algo similar sucedió la noche del 13 de junio de 2018, durante el debate y votación en la cámara de Diputados el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Marcha, movilización, vigilia y espera fue lo que predominó en las inmediaciones del Callao y Rivadavia. 

Esta experiencia colectiva e histórica que marcó el hito de legitimar en la escena política y pública la problemática del aborto clandestino en la Argentina, se plasma en La noche que ganamos, un cortometraje de Carolina Ruiz, que con sus escasos 6 minutos y con tres testimonios permite evidenciar el espíritu de aquella tarde, noche, madrugada. Utilizando imágenes de archivo, registro in situ de aquella noche helada, donde miles de mujeres empujadas por el deseo y derecho de poder elegir sobre sus propios cuerpos, dan el esqueleto de a este corto documental que se presenta como un archivo de lo que se vivió aquella jornada que junto con el relato en voz de off de estas tres protagonistas. Tres mujeres con historias personales y motivaciones diferentes que se movilizaron por un mismo objetivo: pedir lo que la democracia aún nos debe, empoderamiento sobre el propio cuerpo. 

Aquella noche se ganó, se llegó hasta donde nunca antes se había llegado: a un debate serio (serio de un lado de la decisión, completamente irresponsable del otro lado con argumentos como “no leí el proyecto por eso voto en contra”), con argumentos a favor y en contra que se encontraron en espacios de discusión y debate, y con una repercusión social nunca antes vista. Aquella noche se ganó, se ganó una media sanción de aprobación para implementar ese proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, pero que valió como un millón de sanciones. Esa alegría también se recuerda, ese grito de triunfo cuando a la mañana se contaron los votos y se dio a conocer que se había aprobado, también se recuerda. Y son de esos recuerdos que quedan grabados en la memoria, para siempre. Después vendría la jornada que se perdió… pero ¿quién quita lo luchado? Nadie⚫

Titulo: La noche que ganamos

Año: 2020

País: Argentina

Director: Carolina Ruiz

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *