El futuro perfecto (2016), de Nele Wohlatz

“¿Qué pasaría si…?”

Por Sebastián Francisco Maydana

– ¿Cuál fue la primera palabra que aprendiste cuando llegaste a Buenos Aires? 

– Jamón y queso. 

La diferencia entre aprender un idioma para poder preguntar dónde queda un museo en nuestra próxima visita a una capital europea, y hacerlo para poder realizar las funciones vitales más básicas en un país extranjero a donde te obligaron a vivir, debe ser brutal. Xiaobin tuvo que viajar al otro lado del mundo para empezar una nueva vida atendiendo la fiambrería en supermercados chinos de Once y ayudando a su madre en la lavandería. Tuvo que dejar todo atrás, hasta su nombre. Ahora se llama Beatriz. Pero alguien le dice que “Sabrina” suena más cercano a su nombre original, así que decide probarse ese nombre, a ver cómo le va. El nombre resulta ser más que una formalidad para integrarse más fácil: es la llave que destraba todas las vidas posibles, y con apenas dieciocho años Xiaobin no está dispuesta a conformarse con lo que otros pensaron para ella. Gracias a este descubrimiento, logra transformar la experiencia traumática del choque cultural en una gran oportunidad para empezar de vuelta, para elegir de entre todos los futuros posibles, el futuro perfecto. 

Nele Wohlatz, alemana de origen radicada hace bastante tiempo en Argentina, enhebra hábilmente fragmentos documentales con una historia ficcionada de forma que se refuerzan entre sí, lo documental le da vida a la ficción y viceversa. Los personajes dejan de ser personajes y no podemos no compenetrarnos con sus historias, con sus vidas.  Los planos fijos funcionan como ventanas a la vida de Xiaobin y de quienes la rodean, nos dejan ver sus inquietudes, miedos, alegrías, planes. Son ventanas también a una ciudad de Buenos Aires poco conocida, incluso para quienes la recorremos desde hace décadas, y nos hace dar cuenta que todavía nos puede sorprender. La mirada casi extranjera de la directora nos aparta de lo que conocemos para verlo con otros ojos. 

Con una simpleza excepcional, Wohlatz narra una situación complejísima, donde múltiples elementos contribuyen a enriquecer nuestra experiencia, y en un tiempo relativamente corto (apenas pasa la hora de duración) asistimos al paulatino crecimiento de la voz de Xiaobin, dubitativa al principio, pero más fuerte a medida que va adquiriendo más conocimiento de la lengua castellana, hasta poder apoderarse de ella para lograr tener la vida que quiere. Pero a su corta edad no le es fácil saber lo que quiere. Aprender castellano, a pesar de que su madre lo considera una pérdida de tiempo y preferiría verla asistiendo a sus citas arregladas con compatriotas exitosos, es su primer objetivo. En el curso de español para extranjeros le enseñan el condicional. La pregunta ¿Qué pasaría si…? deja muy pronto de ser una simple excusa para fijar conocimientos en el aula y pasa a ser un ejercicio de vida; el idioma deja de ser una herramienta de comunicación para ser un territorio donde habitar y construir un futuro, una vida como quiere y a su medida⚫

Titulo: El futuro perfecto

Año: 2016

País: Argentina

Director: Nele Wohlatz

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *