Entrevista a Esteve Soler, director junto a Gerard Quinto y David Torras de 7 razones para huir

Por Belén Ruiz

La sexta edición de la muestra de cine español Espanoramas, organizada por la Embajada de España en Argentina y el Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA), presentará este sábado 7 de marzo, a las 19, en las salas de Cinépolis Recoleta, 7 razones para huir (2019) de Esteve Soler, Gerard Quinto y David Torras.

La película narra siete relatos breves que combinan humor negro, terror y surrealismo. La explotación laboral, el racismo y la burocracia son algunas de las temáticas sociales que se ponen en debate. El largometraje recibió el reciente Premio Gaudí Especial del Público a la Mejor Película y cuenta con las destacadas actuaciones de Emma Suárez, Lola Dueñas, Sergi López, Francesc Orella y Àlex Brendemühl, entre otros.

El rodaje se llevó a cabo en un tiempo record de 14 días, en idioma catalán y castellano, en Terrassa, Manresa y Berga (Barcelona). La puesta escena tiene una fuerte impronta teatral y gran parte de su influencia proviene de su guión, debido a que es una adaptación de las obras del dramaturgo Esteve Soler. En la siguiente entrevista conversamos con el autor catalán para que nos cuente sobre su experiencia en la escritura y la codirección.  

¿Cómo nació la idea de llevar a cabo estas siete historias que expresan una fuerte crítica social?

El origen de todo es el teatro. Primero escribí una serie de obras con pequeños fragmentos en cada una. Luego me junté con Gerard y David y emprendimos una aventura cinematográfica que terminó en un largometraje. Para la película elegimos las siete historias de las obras que representaban mejor a una sociedad encerrada en ella misma. Una sociedad que obstruye la libertad de cada individuo y por eso se transforma en siete razones para huir.

La película tiene tintes surrealistas, género que no es muy habitual en el cine actual. ¿Cómo llegaron a esa decisión y cuáles son tus influencias?

La película abre con una cita de Luis Buñuel, que también aparece en mis obras de teatro. Es un artista que está presente desde mi adolescencia y forma parte del mejor legado que ha tenido el cine español. Es el gran referente y para nosotros apelar a él es un honor. Otra gran influencia es la de Luis García Berlanga, símbolo de la comedia negra, y que tiene mucho que ver con nuestra manera de entender el cine. Además, una de las principales películas de Berlanga se rodó en la ciudad de Manresa, el mismo lugar donde hicimos la nuestra.

¿Cómo fue el proceso creativo teniendo en cuenta el trabajo en conjunto con otros dos directores?

Nos dividimos las funciones. Cada fragmento está dividido por los tres pero cada uno asumió facetas diferentes. Yo me encargué de la dirección de actores y de la dramaturgia general, Gerald se acercó más a la dirección de fotografía y David a la dirección de producción.

La película está protagonizada por un gran elenco ¿Cómo fue la selección de los actores y el trabajo en rodaje?

Fue sorprendente fácil el casting y luego trabajar con ellos. Fue maravilloso trabajar con artistas como Lola Dueñas, una de las actrices habituales de Almodóvar o Sergi López que es un clásico de Guillermo del Toro. A todos los actores les enviamos el guion y hubo una receptividad positiva. Eso nos avaló el proyecto. Luego, Cada uno de ellos tenía dos jornadas de grabación. Fue un rodaje muy controlado y concentrado. Pusieron todo de su parte, trabajar con ellos fue muy fácil. Sabíamos que teníamos poco tiempo para hacer la película. Pero todos estuvieron más que predispuestos.

¿Cuál fue la escena más difícil de lograr?

Todas las escenas se rodaron en dos días. Fueron 14 días de rodaje en total. La escena final fue la más difícil porque tenía muchos extras y efectos especiales. En el final hay una explosión que tenía que salir bien en la primera toma, no había más opciones. Fue un reto y difícil pero bien cumplido. Generó un desgaste en todo el equipo pero sin la presión hubiéramos fallado.

La película recibió un premio Gaudí Especial del Público ¿Cuál suele ser la reacción de los espectadores luego de ver la película?

No es una película fácil, genera una cierta división en el público. Hay espectadores que se acercan al cine solo para entretenerse y otros para reflexionar. Nosotros ofrecemos algo que supone cierto desafío. Es una película que busca un debate al final de cada escena. Que pretende movilizar a la gente, hacerse preguntas cotidianas sobre su vida más inmediata. Esa es la reacción deseada. Incluso a veces es mejor encontrarte a un espectador que no le gusto para nada a tener su indiferencia. Esa sería la peor reacción: que salgan del cine y no haya ocurrido nada en su cabeza.

Título: 7 razones para huir

Año: 2019

País: España

Director: Gerard Quinto, Esteve Soler y David Torras

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *