4 lonkos(2019), de Sebastián Díaz

“La Pachamama los reclama”

Por Lucila Da Col

“Para vivir preso, vale más morir peleando”. Evocar esta cita es sólo una manera de prologar la profundidad histórica y viceral de los sucesos crueles que se infringieron (e infringen) sobre los pueblos originarios y que sirven de matriz para 4 Lonkos, largometraje imprescindible realizado por Sebastián Díaz. 

Juan Cafulcurá, Cipriano Catriel, Mariano Rosas y Vicente Pincen son nombres que remiten a comunidades originarias pero sin certezas claras de sus vidas y peripecias. La escuela nos enseña sobre próceres y “héroes” de la patria, los vemos a diario en los billetes, monumentos, escuelas, avenidas y hasta glaciares que llevan sus nombres. Sin embargo,  los cuatro caciques originarios que con sus nombres criollos alteraron los designios de la usurpación colonial, no nos resultan siquiera conocidos: el relato oficial se encargó de dejarlos por fuera de la historia. Aquí es donde el documental 4 Lonkos toma la posta y los hace protagonistas de nuestro devenir como patria usurpadora, como pueblo destinado a repetir errores del pasado si continúa naturalizando el horror como práctica de Estado y la represión y/o aniquilación al que reconoce como distinto. El reclamo por el respeto a la cosmogonía y cultura de las naciones nativas de América se eleva como una deuda a saldar. 

Material de archivo de diversas fuentes, entrevistas a historiadores, arqueólogos y pueblos originarios y secuencias de animación se yuxtaponen a lo largo del filme para conformar una crónica de la usurpación por la fuerza de los territorios que hoy se delimitan como provincias, pero que antes fueron espacios libres de hombres y mujeres a quienes les fueron arrebatados. Dividido en cuatro capítulos, se narran las vidas de los caciques que sintetizan, en gran medida, la lucha contra lo que define el psicólogo Marcelo Valko como los cuatro jinetes del Apocalipsis: el ejército, la Iglesia, el capital y la ciencia. 

En el libro Historia de la crueldad argentina. Julio A. Roca y el genocidio de los Pueblos Originarios coordinado por el enorme Osvaldo Bayer (Ed. El tugurio, 2010) ya se daba cuenta del proceso de sometimiento de las comunidades originarias a través de su incorporación como mano de obra esclava, su encierro en campos de concentración, el intento de borramiento de su identidad y la distribución forzada de sus miembros. Esta historiografía y el aporte de mucha más bibliografía sobre el genocidio de los pueblos originarios se exponen a lo largo del documental como marco teórico. “El primer desaparecido de la República Argentina de acuerdo a la Constitución del año 1853”. Ese fue el cacique Pincen, como menciona uno de sus descendientes. Y esa contundencia es radical. De allí que la restitución de los cráneos coleccionados como objetos de estudio se vuelva transversal a la hora de recapitular sobre el audiovisual. 

El documental 4 Lonkos de Sebastián Díaz se revela entonces como un ejercicio audiovisual sobre la memoria y la desmemoria, una reflexión necesaria sobre nuestra historia trágica que rebrota a diario como yerba mala, desde una tierra que se nutrió de sangre e injusticias a lo largo y ancho del país. No hay restitución ni disculpas que devuelvan a quienes perecieron en tal desigual contienda; sin embargo, exponer sus aberrantes prácticas, como el depósito de indios de la Isla Martín García o las colecciones de cráneos del Museo de La Plata, entre otros, permiten ir deconstruyendo los sucesos para conocer de dónde venimos y reflexionar hacia donde vamos⚫

Titulo: 4 lonkos

Año: 2019

País: Argentina

Director: Sebastián Díaz

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *