Bacurau(2019), de Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles

“Dominadores y dominados, vencedores y vencidos”

Por Belén Paladino

Ataúdes esparcidos sobre el pavimento de una ruta rodeada de vegetación, un camión cisterna avanza hacia un pueblito perdido en el gran mapa de Brasil. Bacurau de Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles transcurre en un futuro cercano. Un futuro donde la tecnología y la señal de teléfonos celulares llega a los lugares más inhóspitos, pero no ocurre lo mismo con el agua, alimentos y vacunas. Un futuro donde sigue habiendo dominadores y dominados, vencedores y vencidos. Un futuro absolutamente posible. 

Las carencias cotidianas son afrontadas en conjunto por la pequeña comunidad, que busca soluciones. Queda al descubierto la ausencia estatal y la mirada interesada del alcalde que lo único que desea es ser reelecto. La asistencia que lleva al pueblo persigue un claro interés electoral. Frente al descreimiento de las figuras políticas hay un empoderamiento y determinación de los miembros de la comunidad para resolver ellos mismos las dificultades. La ausencia de dialogo de la dirigencia política con el pueblo, el desinterés de sus necesidades, la disociación con la realidad y la ausencia de sensibilidad funcionan como comentario del contexto político actual de Brasil y el avance de las derechas a nivel regional en los últimos años. 

El pueblo de Bacurau que ya estaba olvidado para el Estado ahora también ha sido borrado del mapa, este es el primer indicio de que algo extraño está ocurriendo. La llegada de dos motociclistas misteriosos, la presencia de un drone, la falta de señal y las primeras muertes evidencian una amenaza externa que tiene como objetivo acabar con el pueblo. Esa presencia misteriosa que tarda en develarse no se trata de algo sobrenatural más bien de todo lo contrario. Se trata de un grupo de extranjeros provenientes de países centrales aficionados a las armas y la violencia. Aparece lo humano en su aspecto más crudo y brutal, en su total carencia de empatía con el otro, a sus ojos el diferente es un ser inferior que no hace más que constatar la propia superioridad, incluso el colaborador proveniente de dicho entorno es despreciado, nunca será considerado un igual, simplemente resulta útil para su propósito. Bacurau se convierte en escenario de una verdadera casería humana, en una zona liberada que solo el trabajo en equipo y el ingenio de sus habitantes logrará hacerle frente. Nuevamente parece establecerse un diálogo con la historia de Latinoamérica, dominada, avasallada y saqueada por las grandes potencias. Latinoamérica como territorio en disputa donde la pérdida de soberanía es un peligro constante, no solo la vinculada al territorio, también peligra la soberanía económica, política y simbólica. Evidenciando también la colaboración y complicidad de los gobiernos de derecha que lo hacen posible. 

Mendonça Filho y Dornelles trabajan a partir de géneros cinematográficos como la ciencia ficción y el western, introduciendo elementos del terror y coqueteando con el gore para crear algo nuevo, para introducir la idiosincrasia de Brasil, sus costumbres, su música, su cine- una reminiscencia a Glauber Rocha parece sobrevolar algunas secuencias- y su historia. Logrando una interesante síntesis entre lo propio y estructuras provenientes de géneros heredados de una tradición propia de Hollywood. Contrariamente a lo que suele ocurrir en películas que parten de estos géneros donde el único dialogo que se establece es con la tradición de películas que entrar en su canon, cerrándose cada vez más en sí mismo, Bacurau se expande más allá del género y dialoga con el contexto socio-político actual. Habar del futuro también puede ser una forma de reflexionar sobre el presente⚫

Titulo: Bacurau

Año: 2019

País: Brasil

Director: Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles

 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *