Dios (2019), de Christopher Murray, Israel Pimentel y Josefina Buschmann

Fractura Social

Por Ian Quintana

Dios está en todos lados, dicen. En cualquier lugar del mundo uno puede encontrarse con Él, puede invocarlo y comunicar las angustias personales que aquejan el alma. Pero si no se recibe respuesta, si al invocar a Dios sólo hay silencio, se puede recurrir a uno de sus representantes, a aquellos hombres que en la Tierra ofician de intermediarios, a quienes con una sotana se pasean orgullosos entre santuarios de oro predicando dogmas antiguos. A estos últimos, seguro se los encuentra en todos lados y es fácil que respondan nuestras angustias con una oración. 

Pero al jefe de todos ellos, al máximo representante de Dios sobre la tierra, no es fácil hallarlo. El Papa Francisco tiene una agenda demasiado ocupada y cada pequeña acción que realiza posee un carácter trascendental producto del inmenso poder que tiene la organización que representa. Debido a esto, su presencia genera grandes controversias en los eventos a los que asiste o en los países donde aterriza. A través de sus acciones, de sus palabras y de lo que su persona genera en la sociedad es posible observar la aceptación y el fanatismo religioso de los pueblos, pero también el fuerte rechazo y la crisis de fe que viven las personas alrededor del mundo. 

Entre esa estrecha agenda Chile tuvo un lugar reservado los primeros días del año 2018. La máxima autoridad de la Iglesia visitó el país vecino durante tres días y este hecho convulsionó al pueblo. A lo largo y ancho del territorio chileno, el Papa encontró adeptos y fanáticos que exaltaban al hombre y al Dios, pero también se cruzó con muchos adversarios que se encargaron de mostrar el rechazo y el odio que sienten hacia su persona como hacia la institución. Entre esos dos extremos, en la brecha que divide un país y quizás al mundo, aparecen como observadores mordaces el colectivo de cineastas MAFI, Mapa Fílmico de un País. Creado por Pablo Nuñez, Antonio Luco, Ignacio Rojas y Christopher Murray y compuesto por decenas de cineastas que trabajan en conjunto y aportan su registro documental. Esta organización se encargó de registrar la visita del Papa para abordar las distintas miradas sobre la religión en el pueblo chileno. 

La visita del Papa funciona como detonante y catalizador de Dios (2019) segundo largometraje de MAFI estrenado en el festival Visions Du Réel. El largometraje es claramente observacional y en la progresión de sus cuadros estáticos se revela una mirada aguda sobre el carácter contradictorio de la visita del Papa a un país que días atrás quemó iglesias en varias comunas de la región. Un montaje inteligente descubre enfrentadas formas y pensamientos que tiene el pueblo sobre la religión, cómo la viven y experimentan las personas desde el lugar que eligieron. La oposición es interesante y se torna cada vez más absurda, por momentos humorística, pero siempre política. Crece en el fondo de cada fotograma documentado la evidencia de la fuerte tensión que divide una sociedad en crisis, con un pasado que aún duele y un presente doloroso. El discurso es incisivo y permite pensar la realidad desde la imagen, ver sus múltiples capas y facetas, para reflexionar sobre ello e intentar mejorarlo. 

De esta manera, la película se encarga de mostrar la lucha de distintos grupos sociales por los derechos LGBTIQ, las manifestaciones por la despenalización del aborto o la batalla de la comunidad mapuche por su reconocimiento social. Estas realidades las contraponen a las inmensas manifestaciones de los fieles católicos que alaban y entronizan al Papa y que rechazan fervientemente las nuevas ideas. Se compone así una mirada colectiva, una película coral, generada gracias a las múltiples visiones de los realizadores de MAFI. Juntos registran esa realidad y reflexionan sobre un momento histórico único para su país. 

Distribuidos por todo el territorio logan capturar la esencia de ese momento que se conjuga en la crisis social que se manifiesta en las calles ante la visita del Papa y en el contexto religioso que se desenvuelve alrededor. Entre todo ello se revela la furia de un pueblo sin fe que le exige al representante de Dios su renuncia. Porque lo que encuentran es sólo la fractura social que resulta gracias al poder que se le otorga a la Iglesia y al cuidado de sus intereses. Quizás si no se buscara a Dios en todas partes, quizás si se lo dejara de nombrar, dejaría de existir tal división⚫

Titulo: Dios

Año: 2019

País: Chile

Director: C.Murray, I.Pimentel y J.Buschmann.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *