“Una película pequeña puede contar cosas universales”. Entrevista a Hadas Ben Aroya

Por Rolando Gallego

La ganadora del Astor de oro a la mejor película de la edición 32 del Festival Internacional de Cine de Mar Del Plata, Hadas Ben Aroya, regresó como jurado de la Competencia Oficial Argentina. Mujer que le escapa a rótulos, mientras prepara su nuevo proyecto, en el que relacionará tres personajes, con perros y sexo, se hizo un tiempo entre películas para dialogar con Caligari.

Segunda vez en Mar Del Plata, ahora como jurado del Festival ¿cómo es regresar?

Empecé con People are not me en Locarno, luego pasé por varios festivales, incluyendo Mar Del Plata, durante dos años y fue muy cansador. Cuando gané acá, no tenía ni idea, de hecho estaba mirando mi celular, no esperaba eso, pensaba en ir a la fiesta. Recordaba que fue muy divertido todo lo que pasé aquí, y volver como jurado es como cierra ese ciclo. Mientras estoy aquí estoy preproduciendo mi nueva película, mando mensajes, fotos de perros y casas, es muy bueno.

¿Tiene otra energía?

Si, la verdad que sí. Y estoy muy sorprendida por el nivel y calidad de las películas.

¿Te llamó la atención la cantidad de películas dirigidas por mujeres?

Noté ese punto, lo veo, me pone feliz, pero me gustaría que ya este tipo de preguntas no existan, que las mujeres tras las cámaras no sean una minoría, hay que superar eso ya, y que las personas miren películas por ser películas, no por el género.

¿Vos no te posicionas como una directora feminista?

No pienso en eso, porque yo no hago películas con la agenda, los hago desde aquello que siento y tal vez la agenda emerge sola, y muchas veces no sale bien cuando se lo refuerza. Creo que uno desde una película pequeña puede contar cosas universales, no es que cambias el mundo, pero si podes modificar algunas cuestiones si sos preciso y honesto con tus intenciones.

Te han puesto mil etiquetas, “joven, israelí, la nueva Lena Duham” etc… que hace films ¿cómo tomás esto?

No es mi problema eso, ni siquiera lo pienso, eso es algo que ustedes lo piensan, y también para escribir títulos y los utilizan. No sé cómo definir eso, no creo ni compararme con Lena, de hecho hacemos cosas distintas. Entiendo el punto, pero para mí no es así. No me interesan las comparaciones, pero sé que muchas etiquetas son para vender, las escucho y las entiendo, pero esas expectativas son para la industria no para mí haciendo, de hecho si me vendieran una película dirigida por la “Lena Duham Argentina”, no iría, no me sentiría cómoda viendo eso, pero entiendo que las etiquetas son importantes para el marketing, el consumo, los títulos en los medios, son muy diferentes a mi obra.

De hecho el título de tu anterior película hace referencia a eso…

Claro.

¿Cómo llegas al cine, estudiaste?

Hacer cine es muy difícil, hacer cine es como parir, hay mucha adrenalina, y mucho dolor, y después te olvidas todo eso, como dicen las mujeres que parieron que sucede con el parto, y afortunadamente lo haría todo el tiempo, conseguir financiación es muy complicado, y tenés que ir al objetivo sin detenerte en otras cosas.

Como los caballos de carrera…

Claro, estoy con varios proyectos, en los que están asociados televisoras, grandes compañías, y dependes de muchas cosas para que finalmente se hagan, y mientras espero eso estoy trabajando de manera independiente en una película más pequeña, con gente que lo desea hacer, es una situación de win win.

¿Sentís más presión? ¿Por qué pensás eso?

Por esto que venimos hablando, pero si siento o no presión, trato mucho que no, por ejemplo, muchos directores dicen que odian la instancia de escribir guiones, yo la amo, y es rápida, en terapia lo llaman pivote, porque entendés que luego podrás manejar de una manera mejor, porque lidias y entendés tus problemas, es más complicado lidiar con ellos que escaparse. Cuando hablo con mis actores apunto a eso. A mí me satisface mucho que aún escribiendo temas simples, las películas le hablen a las personas sin tener que tocar temas como por ejemplo “refugiados”.

Es que desde lo más simple uno puede llegar al público…

Sí, muchas veces me ayudan algunas cosas que dicen de mí, pero cuando trabajo en las películas trato de que eso no influya, hay gente que está esperando que haga lo mismo y otros no.

Sabemos que harás algo completamente diferente…

Sí, es muy similar, pero a la vez es diferente, no quiero pensar en eso, no siento la presión sobre lo que dicen de mí, lo pongo a un costado.

¿Imaginaste que tus ideas más allá del cine necesitaban expresarse en otro tipo de soporte, viendo los enormes cambios que se precipitan?

No, siempre me veo haciendo cine. Para mí es muy importante que la gente reciba mi trabajo en la pantalla grande, hay veces que me piden links, y sé que muchos directores entregan, a mí no me gusta, y nunca doy links, aún pidiéndomelo amablemente, en el 98% de los casos no lo paso, ni a mi familia.

Ese podría ser el título de esta nota “no doy links de mi película”…

(Risas) y si no la ven porque no les paso el link, no me importa, ni siquiera me interesa qué cantidad de espectadores ven las películas. De hecho al no dar el link van más personas a verlas.

Es una estrategia comercial…

(Risas) pero no consciente, y me siento cómoda diciéndoles que no paso link, no me sentiría cómoda sabiendo que están delante de sus televisores comiendo. Yo creo en la ceremonia del cine.

¿Cómo ves las películas en el cine?

Odio que la gente hable en el cine, o estén con sus celulares, con sus luces, basta de ver los mensajes de tu mujer, me comprometo en el cine a ver las películas, amo eso, yo tengo problemas para enfocarme, pero cuando veo una película es otra cosa. Generalmente voy sola al cine, no creo en el hecho de ir con alguien y compartir. Veo películas que no me gustan, voy al cine a ver películas porque soy curiosa, no porque me guste algo.

¿Al ser jurado expandís aún más tus conocimientos sobre el cine?

Sí.

Estás con un nuevo proyecto ¿quéres adelantarnos algo? Dijiste algo de perros y casas…

Es difícil bajarlo a palabras, pero en rasgos generales te puedo contar que son tres historias, no todas tendrán protagonistas, no estarán combinadas, esa es la estructura, será sobre una mujer que tiene amigos muy “salvajes”, con ellos es parecida, luego se conecta con su novio, tiene sexo, es difícil hablar de eso.

¿Y los perros?

Ella pasea perros.

Ah, pensé que iba a haber una combinación de sexo y perros…

(Risas y dice en castellano) Sexo con perros.

Es un buen título!

Sí, pero no será (risas). Lo que me gusta de este proyecto es que pienso en hacerlo y lo haré muy rápido, no como los otros proyectos que tengo que esperar tanto, mi otra película se hizo también rápido, este proceso me gusta más, porque además estoy haciéndolo con mis amigos, no hice casting, espero que ellos hagan lo mejor, creo que es medio irresponsable de mi parte ofrecérselos, pero espero que salga todo bien, porque todo es más fácil, en otros estás meses con castings, acá fue todo rapidísimo, y me gusta que no habrá deadlines o corridas para cumplir con el presupuesto.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *