social share buttons Caligari, Revista cultural

“Estoy haciendo una película”

Por María Florencia Sosa


 

Hace pocos días publiqué en Facebook el post: "Voy a hacer una película". Convengamos que no soy popular, pero llovieron notificaciones de "me gusta", comentarios de amigos y conocidos con felicitaciones y albricias. Quizá sólo los más cercanos pudieron captar el real mensaje. No me refería a algo tan inmediato. No sé cuándo será el rodaje, por ejemplo, el guión lo estoy escribiendo. ¡No tengo plata! no es algo que pueda concretar ahora mismo.

Yo hablaba más bien de una convicción, de algo que sucede y me sucede desde hace bastante tiempo. Y debería haberme expresado así: "Estoy haciendo una película". Porque la verdad es que la estoy construyendo día a día, incluso cuando debo dejarla un poco de lado (tengo un trabajo fijo de oficina). La película surge de mi hacer diario, de pensarla, de masticarla, de contarla, de imaginarla. Surgió cuando supe que quería estudiar cine, o no, más bien surgió antes. No sé si exactamente la película que estoy maquinando ahora, pero sí esa pulsión de contar audiovisualmente.

 

La cosa es así, el día que hice ese post, me había tocado hacer una presentación en una clínica de obra de la Bienal de Arte Joven en la que fui seleccionada con el proyecto de mi primer largometraje "Siniestra" (o sea, la película que estoy haciendo); a la Bienal llegué porque participé y gané en la Bienal 2013; a la que había llegado porque hice un corto que se llama “Perseo” gracias a que me dieron una beca del Fondo Nacional de las Artes; beca a la que llegué porque un día me animé y supuse que era el momento para empezar a mostrar las cosas que hago y las que  quiero hacer; y al guión del corto llegué porque un día volvía de la facultad a mi casa y había un gato mirándome desde el balcón de la vecina. Y me acordé de la vecina y pensé que ella era un poco rara. Y recordé los mitos griegos. A ellos llegué porque mi papá me compraba unos libritos de adaptaciones infantiles de esos mitos. Me fui por las ramas, pero iba a esto: está la película en mi desde que leía esos relatos, o desde que me regalaron a los 12 la cámara de fotos con la que iba a todos lados, e incluso antes, cuando dibujaba historias cuadro a cuadro porque miraba documentales sobre cine y había aprendido que las películas eran fotos que pasaban rápido y daban la sensación de movimiento porque el cerebro humano es una cosa de locos.

Bueno, el tema es que ese día en la clínica de obra, luego de exponer mi idea para la película, de responder preguntas, de escuchar recomendaciones, de mostrar mis referencias visuales, me sentí tan bien con ese intercambio con los docentes y mis compañeros, que pensé en todo ese recorrido previo para llegar hasta ahí y caí en la cuenta que lo que está pasando, es que estoy en el camino por y para hacer la película. Porque sincera y egoístamente, soy la primera espectadora que quiere ver en una pantalla la película que tengo adentro.

 

 

Cortometraje: “Perseo”

María Florencia Sosa

flososa@caligari.com

Contacto