Jeanette


Conversamos con Xurxo Chirro. Director de cine Español con una gran trayectoria, graducado como Licenciado en Historia del arte y que ha ejercido como Critico y Documentalista.

 

 

 

Entrevista a Xurxo Chirro, director de Jeanette


 

¿Cómo surge la idea para realizar un film que muestra sola las expresiones de un rostro y que logra contar tanto mostrando tan poco?


Pues por desgracia o por virtud de mi proceso creativo. Primero se tiene la idea y luego el proceso de materializarlo. En mi cine es a la inversa, ante la imposibilidad de encontrar una producción mínimamente convencional encuentro en mi vida y aledaños elementos que me indican que puedo tirar de ellos para construir una película. Todas las ideas que pienso y escribo con anticipación y detenimiento quedan aparcadas. Yo no soy el cineasta que quiero sino el que puedo. Y en Jeanette la idea de hacer la película fue encontrarme con la que fue actriz protagonista.

 

¿Cómo fue ese proceso, se realizó un casting o siempre supiste que el papel era para ella?

Siempre supe que el papel era para ella. Ella es el motor indiscutible de la película. Ella participaba en unos cursos de cine en el instituto de mi pueblo. Una de las prácticas era hacer una escala de planos. Vi su primer plano y me enganchó, tiene una fotogenia espectacular y además aguantaba muy bien delante de la cámara. Supe que con esa herramienta era suficiente para construir una película.

 

¿Valoraste algo más, tenías presente alguna referencia?

En un principio dudas, si es posible hacer una película con algo tan mínimo. Revisé películas donde los primeros planos juegan un papel muy especial; Juana de Arco de Dreyer, Persona de Bergman, las “silent movies” de Warhol, el Wrecking Ball (versión del director) de Miley Cyrus... Leí libros y me ayudó de manera definitiva una frase de Béla Balázs: “la expresión de un rostro aislada es cerrada en sí misma y comprensible, por lo que no es preciso completarla con el espacio y el tiempo”.

 

¿Cómo fue el proceso para escribir un guion tan detallista y breve?

En un principio, sabía que la imagen era muy potente y que casi es un documental sobre un rostro. Después está todo lo ficcional, lo que le envuelve, todo el valor de la palabra: sugerir situaciones, contextos y conflictos. Más o menos es como en los cuadros impresionistas donde el color y la pincelada se funden. El espectador es quien escoge las dosis exactas de documental y ficción. El abuso del primer plano y de la exagerada focalización fue una excelente elección ya que me permitía describir la ebullición mental de la adolescencia.

 

 

Curiosamente este recurso, el del primer plano, fue empleado en El hijo de Saúl, de László Nemes…   

No vi la película pero si oí hablar de ella. No sé si el planteamiento es exactamente así. No hay que darle más vueltas, cosas de la vida, coincidencias.

 

¿Qué expectativas tenes para la premiere mundial que será en el FICIC?

Pues antes de nada agradecer al FICIC en el interés por Jeanette. En Argentina valoran mucho mis películas y me pareció estupendo estrenar ahí. Las expectativas del cine que hago es intentar que al público le entusiasme o lo deteste, de una manera argumentada eso sí. Es decir lo único que no me gustaría es que produjese indiferencia.

 

¿Te encontras trabajando en otro proyecto?

Sí, siempre se está maquinando en ideas, la cabeza no para, otra cosa es que encuentre las condiciones adecuadas para hacerlas. Me gustaría ser un cineasta normal y retomar alguna idea pensada y escrita con tiempo, tener financiación, un equipo profesional... Pero tal como está la situación económica lo veo difícil. Ahora en lo que estoy metido es en experimentar con la ficción y quiero continuar bajo esta fórmula de cortos breves sobre adolescentes. Ya escribí dos guiones para realizar a partir de este verano, crucemos los dedos. Uno se titula Mateo, que tratará sobre la identidad sexual y el otro Raicelys, un corto musical a ritmo de bachata.

 

Mauro Lukasievicz

mlukasievicz@caligari.com.ar

@MLukasievicz

Contacto