Arriba quemando el sol


Conversamos con Roberto Bernasconi

Proyeccion:

Domingo 22. 15:00hs.

Sede Central Teatro Municipal Brazzola
Sarmiento 90
Chascomús

 

Link: Arriba quemando el sol

Trailer:

 

Entrevista a Roberto Bernasconi, director junto con Luisina Anderson de Arriba quemando el sol


 

¿Cómo surgió la idea para realizar Arriba quemando el sol?

Junto con Luisina Anderson (co-directora y guionista) y Franco Palazzo (guionista y DF) teníamos pensado en primer instancia hacer un viaje por el noroeste argentino pero enseguida se le unieron las ganas de poder contar una historia que transcurra en estos paisajes. A partir de ese disparador se pensó en el personaje de Juana, una joven que, también como nosotros, esta viajando y esta buscando algo. Con esa pequeña idea empezamos a estructurar un relato que contemplara una serie de imágenes, lugares, personajes y motivos que nos interesaba mostrar. En ese proceso se sumaron Juana Solassi, Alejandro Magneres (DF), Ramiro Díaz Agüero (sonidista), Pablo Rabe (montaje) y Juliana Schwindt (Producción) haciendo de esta película un interesante proyecto de creación colectiva, donde cada uno aporto desde su rol pero sobre todo aportando a la construcción de la totalidad del film.

 

¿Cómo fue el proceso del rodaje?

Desde que surgió la idea hasta que empezamos a rodar pasaron unos 8 meses, en ese tiempo armamos una especie de guión, ensayamos con Juana y armamos la posible ruta de viaje entre otras muchas tareas de previa. Una semana antes del rodaje parte del equipo viajo para ver y terminar de definir los lugares donde efectivamente grabaríamos, además de hacer el casting para los personajes que faltaban, etc.
El proceso de rodaje fue una hermosa experiencia. 6 personas en dos vehículos con todo lo necesario para viajar y filmar durante 30 días. Arrancamos en la selva tucumana, Cuesta del Clavillo en Catamarca y de ahí fuimos subiendo hasta terminar en Tilcara, Jujuy pasando por Amaicha del Valle, Purmamarca, Volcán y otros hermosos lugares. El camino que realizamos en gran medida es el mismo que realiza Juana en el film, por lo cual rodamos de forma cronológica casi toda la película. Hay muchas imágenes y situaciones que fueron registradas de un modo documental, como por ejemplo el carnaval norteño, lo que hacia que estemos todo el tiempo muy atentos a los que nos rodeaba y con la cámara cerca.

 

 ¿Seguían un guion al pie de la letra o fueron armando las escenas a medida que avanzaban?

Teníamos un guión con algunas escenas mas definidas internamente que otras, pero si cada una con su función dramática. A su vez sabíamos que era un guión permeable a agregar/modificar escenas en relación a los paisajes y situaciones que nos podíamos encontrar. Al montaje llegamos con mucho material y fue una instancia de mucha prueba y error hasta encontrar la película.

 

¿Que sensaciones te dejo filmar en lugares tan increíbles como Tilcara, Amaicha del valle, Salinas grandes, etc?

Cada vez que veo la película me acuerdo lo increíble que es el noroeste argentino, uno de mis lugares favoritos en la tierra. Son paisajes que cuentan mucho per se, conmueven.
Y haber hecho una película con un grupo de amigos en esos lugares, una gran experiencia.

 

¿Cómo fue la experiencia de filmar con un equipo de trabajo tan grande?

Fue un proceso de creación colectiva muy interesante. Hubo mucho debate sobre que queríamos contar, transmitir y cómo, desde la previa hasta cerrar el montaje. Todo ese proceso nos hizo crecer como grupo de trabajo y también al ser nuestro primer largometraje, fue un proceso de aprendizaje y de experimentación, de poner a prueba ideas y de mucha libertad creativa.
Cabe destacar el aporte de Shaman y los pilares de la creación que se sumaron en el montaje para componer la música original y supieron interpretar lo que el film pedía.

 

¿Cómo se financio la película?

La película es super independiente, hicimos mucho trabajo en la previa para solventar parte del viaje y conseguir alojamiento, combustible, viáticos, etc. La facultad de Bellas Artes de La Plata (de la cual venimos) nos prestó algunos equipos. Y una parte la cubrimos nosotros. Se hizo con muy poco dinero pero con mucha ayuda de mucha gente.

 

¿Te encontras trabajando en otro proyecto?

Con el mismo grupo de trabajo de Arriba quemando el sol armamos una productora “Mas Ruido” y nos encontramos desarrollando nuevos proyectos, algunos están en etapa de guion y otros buscando financiamiento. Dentro de unos meses vamos a rodar una película acá en La Plata, que la va a dirigir Franco Palazzo, se llama “La distancia” y tenemos puestas las energías ahí. Por otro lado estoy desarrollando un documental sobre algunas prácticas deportivas en pueblos de la provincia de Buenos Aires, pero esta en una etapa muy primitiva aún. A su vez con Luisina Anderson (co-directora) estamos buscando financiamiento para “La Fiebre” su opera prima como directora en solitario.

 

Mauro Lukasievicz

mlukasievicz@caligari.com.ar

@MLukasievicz

Contacto