Not my life


Estreno en Construir TV:

NOT MY LIFE
Viernes 12 de agosto a las 21
Repite: viernes 26 a las 21.
Dirección: Robert Bilheimer
Construir TV

 

Una enfermedad que se entrelazaba en las oportunidades que la sociedad le ofrecía y por lo tanto una enfermedad que reflejaba el tipo de mundo en el que vivimos. Entrevista a Robert Bilheimer , director junto a Richard Young de Not my life.


¿Cuál fue el punto de partida para realizar Not my life? ¿Cómo surge la idea?

-En el año 2000 hicimos una película, recibimos un millón de dólares de la fundación Bill y Melinda Gates para hacer una película sobre la epidemia Mundial del SIDA ; en esa época había muchos estereotipos sobre el SIDA. Una enfermedad de gente gay, Una enfermedad de Africanos; por lo que estábamos interesados, como lo estaban Bill y Melinda Gates y algunos otros de nuestros amigos; en contar la otra historia del SIDA, en el sentido que el SIDA era en realidad una enfermedad que afectaba a gente pobre, mujeres sin educación. En otras palabras, es una enfermedad que se entrelazaba en las oportunidades que la sociedad le ofrecía y por lo tanto una enfermedad que reflejaba el tipo de mundo en el que vivimos. Por lo tanto, hicimos esta película acerca de la epidemia mundial del SIDA y dijimos “mira, no es solo una enfermedad de gente gay y cosas así, es una película sobre el mundo. Esta fue una película muy exitosa. Se vio en todos lados. En esa época, una de las personas más activas desde el punto de vista de las celebridades era Bono, de U2; y lo que Bono hacía era trabajar muy de cerca y hacer lobby con el presidente Bush, el problema cuando hicimos la película es que la medicina existía pero no estaba llegando a la gente que la necesitaba y la gente moría sin razón, sobretodo en África.

Bono fue responsable, e incluso de alguna manera también tienes que darle crédito al presidente Bush por incrementar considerablemente el monto de dinero que iba a través de US AID y el departamento de estado que empujó el flujo de la enfermedad para abajo al punto que la gente, la que necesitara, tenía la medicina. Por lo que fue muy exitoso. Se llamó “a closer walk”. Cuando había finalizado, recibo una llamada, un día, del director ejecutivo de la oficina de Naciones Unidas contra las drogas y el crimen (UNODC). Su nombre era Antonio Maria Costa. La oficina está en Indiana, pero estaba viniendo a Nueva York. Me dijo que quería hablar conmigo de algo a lo que le respondí: “claro”.

Me explico que el, y todos sos colegas en las ONU, mucha gente, por ejemplo, sabes para la película del SIDA había entrevistado a Kofi Anan, quien era secretario general en ese momento. Por lo que la película, como dije, era muy conocida. Entonces Antonio vino y me dijo” sabes, quiero que tu, hiciste tan buen trabajo con la película del SIDA, quiero que tu hagas una película sobre el tráfico de personas. Te ayudaré inicialmente, al menos a conseguir algo de dinero para hacerlo”. Lo pensé, y estaba buscando desafíos, algo que fuera complicado y sentí, que una vez mas era que la gente, sabes, la gente sabia menos aún del tráfico de personas que de lo que sabían de la realidad del SIDA en el mundo por lo que estuve totalmente de acuerdo en aceptar el desafío y así comenzamos una gran aventura que duro aproximadamente 3 años y nos llevo básicamente por todo el mundo. 

 

¿Cómo eligieron las historias a desarrollar?

-La manera que básicamente decidimos fue, nos dijimos a nosotros mismos, cual es la gran diferencia entre, digamos, una película sobre el sida y una película sobre el trafico de personas?. Bueno, una película sobre el sida era sobre como trabaja el virus y sobre el hecho de que había medicinas disponibles pero no se le daban a las personas, correcto? Entonces era algo bastante frontal, bastante directo, no?

El tráfico por otro lado, sabes con el sida fuimos por todos lados y básicamente contamos la misma historia una y otra vez. El trafico por otro lado, como sabes, tiene múltiples manifestaciones: tráfico sexual, tráfico laboral, esclavitud doméstica, colecta de órganos, robo de identidades. Es una larga lista. Varias formas de inducción laboral, trabajos forzados; por lo que decidimos que teníamos que mirar cada uno de estos aspectos, por lo que el desafío no era solo mostrar el fenómeno global sino también mostrar que era como un pulpo, con muchos “brazos”. Sentíamos que era como un pulpo y tuvimos que decir, bueno, estás en India, tenemos trabajo en los basurales, niños llevados a los basurales pero también muy serios problemas de trafico sexual. En EEUU solo tomamos trafico sexual porque teníamos esta historia muy dramática del FBI y Angie pero en EEUU también tenemos serios problemas de trafico de trabajadores. Incluso cerca de donde vivo, al norte del estado de Nueva York hay granjas de lácteos donde vienen trabajadores migrantes del Sur hacia el norte, y son básicamente traficados, la misma vieja historia. De alguna manera es realmente un virus, pero, entonces estructuramos la película, cual es el mejor país este aspecto del tráfico de personas? Entonces decidimos, por ejemplo, y decidimos, que todo el mundo, la mayoría de la gente solo piensa en tráfico sexual. 

¿Cómo fue el proceso de filmación en cada continente?

Le explicaba a uno de los entrevistadores que lo afortunado es que tenemos amigos y contactos y gente en el terreno en todo el mundo. La mayoría de ellos, muchos de ellos por el trabajo que hicimos en la película del sida. También fue en Sudáfrica; tengo muchos amigos, no fuimos a Sudáfrica por trafico, pero hicimos muchas tomas para la película del sida. Conocemos muchas ONGs y unidades, conocemos mucha gente , por lo que cuando decidíamos ir a algún lugar, antes hablaría con ellos por teléfono o incluso iría de visita por adelantado y preguntaría “esto es lo que queremos hacer, que te parece?. Por ejemplo, cuando estábamos filmando en Rumania, tenia un contacto del departamento de estado o alguien que estuviera interesado en ayudarnos, y dirían “yo conozco a tal, o a tal” y así logramos situaciones asombrosas donde hasta incluso logramos entrevistar a un traficante en la prisión. 

¿Existieron algunos inconvenientes durante el rodaje?

-Había algo de peligro, porque sabes, los traficantes, es todo sobre el dinero. Estábamos en Roma una vez intentando de filmar unas cosas y un traficante Albano nos apuntó con  un arma “se tienen que ir o les dispararé”. Pero creo que como, generalmente, estábamos trabajando con gente del terreno, y no era solo un equipo de filmación estadounidense, sino que trabajamos con gente que a menudo estaban viviendo y trabajando  en estos temas por muchos años. Por lo que siempre teníamos, y era parte de la técnica en el sentido que no era “ aquí estamos, vamos a hacer esto” sino que siempre iríamos y solo escucharíamos a la gente y sus problemas y tratamos de contar la historia de esa manera.

¿Todas las historias son desgarradoras, alguna te impactó de manera particular?

-Perdí contacto con lo emocional. Conozco la película tan bien. Por lo que a veces es difícil para mi … Soy consciente y se que la película tiene una impresión muy poderosa, un impacto en la gente la primera vez o incluso la segunda. Para mi es completamente diferente porque es como que toda esta gente son una parte de mi o de quien soy. Por eso es difícil decir “oh pensé en Angie, o en esas chicas, o esta gente, o Grace, la niña soldado”. Pienso en esta gente todo el tiempo, pero no tengo una historia favorita o algo similar. Percibo la película en forma diferente al resto de la gente.

 

Lo que cuenta el documental son historias aberrantes, así y todo se puede apreciar una calidad  artística en la película, ¿cómo trabajaron para lograr eso?

-Es una muy buena pregunta. Te diré porqué. Es una buena pregunta. Me complace que lo notes y que otra gente lo note. Es frecuente que cuando alguien va a hacer una película documental, no, el tema sea tan importante y tan interesante que la técnica, el arte, y el prestarle atención a las imágenes  que, “Si, eso no es tan importante porque la historia es lo que cuenta” Pero para nosotros era justo lo contrario porque sentimos que todo el trabajo que hacemos, que estamos tratando con gente que de alguna manera fue privada de su dignidad humana, sentimos de alguna manera, que nuestra responsabilidad, no era solo poner una cámara y hacerles preguntas, sino que era de una manera muy cuidadosa como representar a esa persona. Para eso, a menudo, me tomaría mucho tiempo solo en conocer a la persona.
Tengo un cinematógrafo brillante , brillante. Richard Young, con el que trabajo hace 20 años, un genio, mi alter ego.  Sentimos que nuestro trabajo era devolverle dignidad a esta gente y respetar lo que les había pasado y si eres un cineasta, una manera de hacerlo es que si prestes atención a la técnica, si prestes atención al tipo de preguntas, si prestes atención a la edición y al contexto y prestes atención a todas estas cosas que son parte del arte de hacer una película.

¿Qué espera que la gente experimente al ver el documental?

Bueno lo que sentimos y pienso es quizás el mayor éxito de esta película es que la gente, obviamente, está emocionalmente muy influenciada por lo que ve. Que la gente tenga la reacción “oh por dios, no tenia idea que esto estaba sucediendo, esta clase de cosas” pero también que la gente parece ser otra después de ver la película, de una buena manera, no de una manera “oh por dios, no quiero saber mas de esto, es lo mas horrible” no, la gente dice “ok, que puedo hacer”. Ahora yo se, tu sabes y como dice al final de la película “ahora que sabes, qué harás?” y creo que una vez que la gente sabe entonces es una responsabilidad, dependiendo en quien quiera que sea. Tu sabes que hacer, como tu estas haciendo algo. Tu eres relaciones públicas para un medio de prensa en Argentina, a veces lo que eres es lo que estas haciendo y creo que diferentes personas hacen diferentes cosas. Como le dije a alguien más temprano, tu eres un sacerdote, puedes hablar de esto desde un punto de vista moral.
De alguna manera todo el mundo necesita participar en crear consciencia. Entonces eso es lo que pienso que todo el mundo puede hacer. Eso es lo que ustedes están haciendo. Es tan emocionante, están poniendo la historia en los medios. Todo el mundo puede hacer algo dependiendo en quien sea. Si eres como yo, puedes hacer una película, y sabes, así continua y continua. 

 

¿Siguen en contacto con las víctimas recuperadas?
Si y no. Quiero decir, si tomas a la chica estadounidense, Angie, ella realmente continuó con su vida. Esto le sucedió, quizás, 10 años atrás. Entonces no hay necesidad. Ella dijo “ te ayudaré en todo lo que necesites, pero realmente no es lo mío”. Mucha de esta gente es aún mi amiga, como el agente del FBI, el hombre africano y los niños pescadores quienes vienen a visitarme una vez por año. Bradley Miles del proyecto polaris es un amigo muy cercano; Grace, la niña soldado. Así que tengo cercanía con mucha de esta gente.

 

¿Cuáles son sus próximos proyectos?
-El siguiente proyecto es una película que vemos como una pieza complementaria. Más pequeña pero más enfocada en el trafico de personas. Es una película sobre el trafico de refugiados y niños migrantes en la Union Europea.

Es terrible. Esta sucediendo justo frente a nuestros ojos y nadie está haciendo nada. Eso es todo lo que necesito. Veo algo así sucediendo, sabes y siento la responsabilidad. También porque estuvimos haciendo esto por un largo tiempo y tenemos mucha experiencia y muchos contactos y amigos para ayudarnos en nuestro trabajo, mas que a la mayoría de la gente. Entonces casi sentimos que es algo que debemos hacer. No es una cuestión de, sabes, si tuviera un millón de dólares y la opción, de decir estoy cansado, me voy a tomar un año sabático, leer muchos libros, trabajar en mi jardín y bla bla bla. Sabes?. No podría hacerlo. No podría hacer eso. Tengo que ir y hacer esta película. Puedes leer sobre esto, hay algo en nuestro website, se llama “heart of the matter” (corazón del asunto). Es una historia muy importante y sabes, soy abuelo ahora y amo a los niños y por alguna razón los niños me aman, creen que soy “ridículo” Mi nieto me llama “bobo”. Amo a los niños, pero mas importante que eso, es que si el mundo es un mundo donde le hacemos estas cosas a nuestros niños, violándolos, esclavizándolos, matándolos, haciéndolos soldados, entonces hay algo muy peligroso y muy errado en el mundo. Son el futuro, entonces si destruyes a tus niños en realidad te destruyes a ti mismo; y eso es parte de lo que me motiva a esta altura. Siento una responsabilidad por lo que soy capaz de hacer. Sabes lo que dicen “ hay mucho tiempo para dormir cuando estés muerto”

 

Mary Putrueli

maryputrueli@caligari.com.ar

Contacto