Pequeño diccionario ilustrado de la electricidad


Funciones:

viernes 6 de mayo 22 hs.
viernes 13 de mayo 22 hs.
viernes 20 de mayo 22 hs.
viernes 27 de mayo 22 hs.
viernes 3 de junio 22 hs.

MALBA

Av. Figueroa Alcorta 3415

Link evento

 

 

Entrevista a Carolina Rimini y Gustavo Galuppo, directores de Pequeño diccionario ilustrado de la electricidad


 

¿Cómo surgió la idea de “Pequeño diccionario ilustrado de la electricidad”?


La idea inicial partía de 2 líneas. Por un lado, cierto gusto por determinados géneros cinematográficos, como el melodrama, el terror gótico, y la ciencia ficción clase B; y, por el otro, una cuestión temática sobre la relación entre el desarrollo tecnológico de los medios audiovisuales y el salvajismo del avance capitalista. Intentamos desde allí plantear un punto de encuentro, una forma capaz de aunar ambos vectores.  Y pensando en algunas formas del documental de ensayo vimos la posibilidad de pensarlo desde una forma televisiva como el documental de divulgación científica, pero abierto a la reflexión propia de los ensayos.

 

¿Prepararon un guion y luego buscaron el material para llevarlo a cabo o prepararon un guion sobre el material que tenían? y ¿Cómo fue el proceso de creación, se concedieron libertades al momento de encarar la realización o delimitaron tareas?

Trabajamos mucho en la escritura del guion, tanto en la búsqueda de datos históricos, como en el desarrollo del relato que funciona como eje y en  sus entrecruzamientos. Fue un arduo proceso, que sin embargo comenzó a cobrar movimiento al momento de la selección del material. Sin bien buscábamos establecer distintas asociaciones entre las imágenes y el texto para la construcción del sentido, y pensábamos abrir el juego en ese sentido, al ver el material fuimos encontrando otras conexiones posibles y cada vez más se iban abriendo  las capas de significación. En este sentido nuestro proceso de trabajo también cambió, hubo reescrituras, virajes, y más reescrituras; para finalmente tomar muchas decisiones en la edición.

 

¿Cómo fue la selección del material?

En una primera etapa buscamos material de archivo sobre el eje principal de la historia y los distintos temas que constituyen el paralelo y que nos interesaba hacer dialogar con esa historia, el avance del capitalismo, el lugar y la imagen de la mujer, el trabajo, la construcción de sentido . La cantidad y variedad nos fue sobrepasando de alguna manera a la vez que se nos abrían continuamente nuevas posibilidades de significación que nos fueron llevando a nuevas búsquedas.

 

¿Pudieron incluir todo lo que querían?

En realidad sí y  no, el trabajo se fue agrandado desmedidamente mientras avanzábamos y hubo muchas cosas que decidimos dejar afuera porque iba a ser imposible de ver con una duración de 3 horas o aún mas, pero también en esas decisiones y en el uso de textos en pantalla, encontramos una mejor manera de llegar a expresar lo que nos interesaba. Y allí se disparó hacia otras perspectivas la desmesura y la velocidad de la información que queríamos incluir, buscando una especie de exceso permanente en  relación a las posibilidades de aprehensión de todo lo narrado.

 

¿Qué sensaciones les dejo el paso de la película por el festival de Mar Del Plata?

Lamentablemente no pudimos estar ahí, pero desde ya que fue más que alentador para nosotros. Sobre todo por el simple hecho de que una película de esta índole participe en esa sección de un festival de esas características.

¿Cómo se financio Pequeño diccionario ilustrado de la electricidad?

Se realizó con apoyos de Espacio Santafesino, un programa de incentivo en el cual obtuvimos apoyo para el desarrollo de guión y, en el siguiente año, para la producción.

 

¿Se encuentra trabajando en otros proyectos?

Si, en este momento trabajamos en un proyecto que por ahora se llama “Guía de los encuentros extraordinarios”. Estamos escribiendo mucho nuevamente, investigando cuestiones históricas y otras. La idea partió fundamentalmente de dos libros: “Niveles de vida”, de Julian Barnes, y “Calibán y la bruja”, de Silvia Federici. Seguimos apostando a la forma del ensayo, pero ahora de un modo un poco más ambicioso. Es como una melange de cuestiones formales y estéticas que nos gustan mucho, desde Kluge hasta Godard, pasando por Akerman, Strauib y Huillet.. Mucho, sí...

 

Mauro Lukasievicz

mlukasievicz@caligari.com.ar

@MLukasievicz

Contacto