La cárcel del fin del mundo


Conversamos con Lucía Vassallo. 

Reconstruir el pasado.

El jueves 9 de Julio se re estrena la opera prima de Lucía Vasallo, quien realizo para la Television Catalana dos mediometrajes documentales "Contenedor 25" y "La força de l'Iris" también dirigió los cortos "Tiempo muerto" y "Casting". Ganadora del Concurso Películas Digitales 2010 del INCAA, se graduó como directora de fotografía en la ENERC y en "La cárcel del fin del mundo" (Declarada de Interés por la Secretaria de Derechos Humanos de La Nación) nos habla de La Cárcel de Ushuaia que funcionó desde comienzos del siglo pasado hasta 1947 y dio lugar a la actual base naval. Ambas instituciones son el origen de la ciudad más austral del mundo.

 

 

 

 

Reconstruir el pasado, entrevista a Lucía Vassallo


¿Qué te llevo a elegir la cárcel de Ushuaia para realizar el documental?                       

Allá por el año 2007-2008, ya no recuerdo bien, fui a visitar en invierno una Ushuaia muy nevada e hice el paseo turístico del museo de la ex cárcel, la oscuridad el frió el viento y los relatos del guía me impactaron muchísimo, tanto que seguí leyendo e investigando sobre el tema hasta descubrí que ese edificio fue la piedra fundamental de la ciudad más austral del mundo. Sentí que había una película en si misma y que solo había que hacerla, hacía falta. 
Hoy en día la ciudad de Ushuaia cuenta con alrededor de 70.000 habitantes según el último censo del año 2010 y muchos habitantes de la misma no saben que la ex cárcel y actual base naval Argentina fue el origen de su ciudad, como proyecto geopolítico del presidente Julio Argentino Roca para poblar ese recóndito lugar del mundo y delimitar nuestro territorio. Mucho menos el resto del país y del mundo.


¿Llevo mucho tiempo la recopilación de material de archivo?

La investigación me demando muchos años, alrededor de cinco porque desde que tuve la idea de hacer este documental hasta que lo filmé  me encontré con material muy rico incluso durante los días del rodaje en Ushuaia la gente de la ciudad me seguían trayendo fotos y anécdotas. 
El criterio que elegí fue principalmente una selección de material que he encontrado legado de algunos presos. Sus cartas, poesías, una partitura musical con letra que es la canción principal de la película interpretada por Axel Krygier con la voz de Paula Maffía, artesanías, las fotos que se hacían dentro del ex presidio y libros como "Archipiélago" de Ricardo Rojas.
Para mí lo más importante es que se escucharan las voces de ellos, que salieran a la luz.
También estoy agradecida a Carlos Pedro Vairo actual director del Museo del Ex Presidio de Ushuaia, escritor de dos libros sobre el tema que me abrió todo el archivo. 
A Andrés Levinson del Museo del Cine que me ayudo en la búsqueda del material.
Y a todos los pioneros fueguinos que me cedieron material muy íntimo, familiar.

¿Cuál fue el proceso para financiar la película?

Me asocié con la productora Habitación 1520 y nos presentamos en el año 2009 a un concurso del INCAA llamado Películas Digitales el que ganamos, fuimos el único proyecto documental seleccionado, estoy muy contenta y agradecida de que este gobierno le dé tanto lugar al cine argentino y al arte en general, es algo que no sucede en el resto del mundo.

¿Cuál de las historias de los “protagonistas” fue la que más te impacto?

Los protagonistas según mi criterio son los presos, sobre todo los presos políticos, y quizás la que mas me impacta es la del anarquista  Simón Radowitzky condenado a reclusión perpetua  por el atentado cuando mató al jefe de policía Ramón Falcon.
De las personas que participan en el documental hoy vivas me encariñe mucho con todas y todos, en general gente muy mayor que revivió una Ushuaia muy dura tanto dentro como fuera de la cárcel pero con mucho amor.


¿Resulto más difícil filmar en un clima tan frio?
Si, es difícil y muy cansador y si bien había dirigido dos mediometrajes documentales para la televisión Catalana TV3, "Contenedor 25" y “La força de l'Iris” este documental fue mi opera prima entonces la adrenalina que sentí durante el rodaje hizo que venciera todas los circunstancias climatológicas.
Por otro lado quería filmar en invierno por una cuestión de tratamiento estético de la imagen, y para poder conseguir la sensación de frió y aislamiento que pudieron vivir los presos antaño.

¿Qué sensaciones te dejo el paso de “La cárcel del fin del mundo” por el festival de Mar Del Plata?

Una sensación hermosa, yo estudié en el Enerc cine, e iba al Festival Internacional de Cine de Mar del Plata como estudiante, para mi volver seleccionada con mi primer película fue un honor. Las dos funciones donde se proyecto el documental fueron a sala llena, y las devoluciones de la gente me parecieron muy interesantes, estoy muy agradecida. 


¿Qué opinas del cine nacional actual?

Creo que en la última década  se desarrolló mucho la industria de cine nacional  generando todo tipo de películas y géneros, lo cual me parece enriquecedor y positivo espero que continué en adelante.
Lo que pienso que tenemos que resolver aún es la distribución y comercialización de todo lo que se produce, esa es la cuenta pendiente.

Mauro Lukasievicz

mlukasievicz@caligari.com.ar

@MLukasievicz

Contacto