Los Pibes


Conversamos con Jorge Leandro Colás. Nacido en Viedma, provincia de Río Negro, en 1976, estudió diseño de imagen y sonido en la UBA. Su primera película, Parador Retiro (2008), participó en más de treinta festivales y ganó la Competencia Argentina en el 24º Festival. Luego realizó la serie Más que amor es un sufrir (2012) y su segundo largometraje, Gricel (también 2012; 28º Festival).

 

Proyecciones de Los Pibes en el festival de cine de Mar Del Plata.
3 de noviembre. 10:20hs
3 de noviembre. 18:50hs
4 de noviembre. 16:00hs

 

Entrevista a Jorge Leandro Colás, director de Los pibes


 

¿Como llegaste al mundo de las inferiores del fútbol y que fue lo que te llamo la atención para realizar este documental?

Con nuestra productora hacemos algunos videos y pequeños documentales para las redes sociales de Boca Juniors. A partir de esta situación, nos encargaron grabar unas breves entrevistas con algunos de los captadores de talento futbolístico del club. Lo hicimos, nos resultaron interesantes esas entrevistas pero fue en el momento de grabar algunas “imágenes de relleno” para esas entrevistas, cuando conocimos realmente el ámbito de las pruebas. Y casi en forma inmediata dije: “acá hay una película”. Sentía que la búsqueda obstinada de estos particulares cazadores de talento (algunos de ellos ex jugadores), la ilusión inmensa de esos niños por jugar en Boca, la presión desmedida de algunos padres pensando en una posible salvación económica, eran piezas que conformaban un mundo sumamente atractivo y potente para hacer un largometraje documental.

 

¿Porque elegiste las inferiores de Boca y no de otro club?

Por esto que decía antes, el punto de partida no es el tema sino los personajes, todo comenzó al conocer a este grupo de cazadores de talento. Ellos nos abrieron las puertas y nos permitieron mostrar su trabajo diario. Sentíamos también que el hecho de que estos personajes representen a Boca generaba una cosa muy fuerte en la gente. Si bien yo no soy hincha de Boca, reconozco que es el equipo más popular de Argentina y esto era un plus a la película, todos los pibes quieren jugar en Boca y ser Riquelme. Entonces absolutamente todo lo que sucedía frente a nuestros ojos, ganaba en fuerza, pasión e intensidad.

 

¿Porque no incluiste entrevistas en el documental?

Es un documental de observación en el que registramos un montón de situaciones muy diversas. Tenemos más de 100 horas de material bruto. Seguimos durante el periodo de un año a los captadores de Boca, en las pruebas en Buenos Aires, en clubes del interior del país y en algún partido de baby-fútbol. Es a través de este registro directo, buscando unidades dramáticas y variedad de secuencias, que se construye el relato. Siempre digo que en este tipo de documentales, es más interesante ver a la gente haciendo las cosas, que explicándolas.

¿Pudiste sacar conclusiones personales sobre el tema?

El fútbol es un deporte profesional, que mueve grandes cantidades de dinero en Argentina y en el mundo, parte de ese dinero es el movilizado por las transferencias de jugadores de un club a otro. Los jugadores, de acuerdo a sus condiciones, tienen un valor de mercado y este elemento empieza a flotar en la atmósfera durante el proceso de pruebas de fútbol infantil. Los chicos que se prueban o que quedan fichados en las inferiores de un club como Boca, comienzan a ser parte de esa maquinaria industrial. Son una especie de pre-producto en donde empieza a importar el año de nacimiento, el peso, la estatura y, obviamente, el talento.

“Los pibes” no es un documental de denuncia, no intentamos juzgar a nadie. Solamente mostramos un recorte de ese ámbito, para que sea el espectador el que vea, reflexione y saque sus propias conclusiones.

 

¿Como se financio Los pibes?

La película fue producida por nuestra productora Salamanca Cine, contó con el apoyo del INCAA y obtuvo el beneficio de Mecenazgo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires.

 

¿Te encontras trabajando en otros proyectos?

Estoy trabajando en mi primer largo de ficción, se llamará “Barrefondo” y es una adaptación de la novela de Félix Bruzzone. La película retrata los días de un piletero del conurbano bonaerense, que cansado de limpiar piletas en casas, quintas y countries, comienza a “vender” información de las casas en las que trabaja a una particular banda de chorros. También cuenta con apoyo del INCAA y pensamos rodarlo en el segundo semestre de 2016.

Mauro Lukasievicz

mlukasievicz@caligari.com.ar

@MLukasievicz

Contacto