Rumbos encarcelados. Un grand silence (2016) de Julie Gourdain

Julieta Abella  29 - Enero - 2017 Textos - Foco: VII festival online MyFrenchFilmFestival

 

“Míseros mortales que, semejantes a las hojas, ya se hallan florecientes y vigorosos comiendo los frutos de la tierra, ya se quedan exánimes y mueren”.
Homero

 

Un pasillo eterno; los pasos resuenan como único sonido perceptible. Así como repentinamente la observación de Marianne es interrumpida por el llamado del almuerzo, también su vida es suspendida al acudir a ese sitio en el cual se encuentra. Aquel lugar recluido, colmado por mujeres encinta, es donde viven aún más fuertemente los mandatos sociales, y donde, a su vez, esta joven vislumbrará las posibilidades que tiene para con su vida luego de esta estancia transitoria. Finalmente, descubrirá que aquello que alguna vez anheló y que, similarmente, otros desearon para ella, no corresponderá con su propia aspiración. Marianne, entonces, luchará entre el deber social y el anhelo propio.


Un grand silence (2016) de Julie Gourdain cuenta la historia de una mujer de 19 años que es enviada a un sitio junto con otras jóvenes. Allí, Marianne y las demás serán distanciadas y apartadas de la sociedad y sus miradas; unidas bajo el mismo acontecimiento que modificó sus vidas: la gestación de un pequeño ser dentro de ellas. Cuerpos encinta circularán, harán tareas hogareñas y cumplirán su reclusión social en aquel espacio donde primará el cumplimiento de la norma.
Es entonces que en aquel sitio al que acude Marianne hay una suerte de fatalidad compartida, un rumbo encarcelado, que encuentra su culminación en este sentimiento de vergüenza que sienten estas jóvenes a causa del encierro. A su vez, estas se confrontarán con la imposibilidad de tomar acción sobre su porvenir ya que este mismo fue dictado cuando fueron enviadas a ese lugar para mujeres embarazadas. Aquel sentimiento que hay en el espacio que habitan estas jóvenes se transmite, a su vez, por las mismas interacciones que estas intercambian. De esta manera, Marianne y todas las mujeres dentro de aquella residencia sentirán la necesidad de abandonar aquella parte de sí mismas al retirarse de ese aislamiento temporario.
Asimismo, la estancia de Marianne en aquel lugar le servirá para delinear su camino y así enfrentar el dilema entre su deseo personal y aquel de sus padres que, naturalmente, está permeado por la norma social. Aquí, en este lugar aislado, se enfrentará con un nuevo afán que será socialmente rechazado y, a su vez, demostrará su desinterés por su propio estatuto social. Llegado el final film, la joven tendrá una suerte de anagnórisis donde podrá ver sobre este conflicto; lo que la sociedad dictará sobre la vida de Marianne, y la de su futuro niño, no será aquello que ella anhelará.
Consecuentemente, un grand silence (2016) de Julie Gourdain retratará la historia de rumbos disruptivos, de vidas menospreciadas. Aquí se narrará un conflicto donde la norma social se presentará de manera firme y resistente en un abismo donde se recluirá a aquellas que no se acatan. De esta manera, quedará en las manos de Marianne decidir atenerse a su destino u oponerse, tener un futuro dictado por ella misma o cumplir con lo que su alrededor le dicta.

Julieta Abella

julietaabella@caligari.com.ar

Un grand silence