La distorsión enferma. The Acid House (1998), de Paul McGuigan

Juan Pablo Barbero 14 - abril - 2018 Textos- Foco: 20º BAFICI, Buenos Aires Festival Internacional Cine Independiente

 

 

Una película hermana de Trainspotting no sólo por la nueva aparición de Edward Branner, más bien conocido por Spud, en películas contemporáneas; sino que también es una adaptación de las narraciones del escritor escocés Irvine Welsh. The Acid House es una película dividida en tres historias y cada una llega a un rigor esquizofrénico que análoga la narrativa cinematográfica con cierta distorsión drogadicta. Sólo el último de estos relatos tiene que ver con el consumo de drogas, pero los dos primeros no tienen la necesidad, porque la abstinencia es una enfermedad del montaje.

 Lo principal de la película no son sus narraciones, sino su tratamiento, los relatos ya son disparatados en literatura y el cine justamente lo que debía hacer era alterar todos los demás estados que no se pueden concebir con palabras.  Para esto The Acid House pone un fuerte énfasis en el ritmo, en los colores y en la deformación de la imagen para conseguir que las percepciones subjetivas sean vomitadas para el espectador. Lo que no pasa por edición, pasa por la forma de encuadrar o los tipos de lentes, la idea de generar también una vertiginosidad es parte de un estado y eso la película lo concibe con la distancia entre cámara y personaje.

 La película mezcla el humor con cierta búsqueda de lo desagradable, pero también por momentos se pone muy filosófica. Roza el realismo sucio pero también desborda tanto que ya se acerca a cierto surrealismo. Una charla con dios en una taberna que finaliza con una larga secuencia de una mosca que va reflexionando sobre la basura. The Acid House no hizo historia como Trainspotting, pero es más delirante y apunta mucho más a la irracionalidad de enajenarse viendo una película y empatizarse con personajes horrendos, que de causar un buen presentimiento y quedar bien parada en la educación del culto.

Juan Pablo Barbero

juampabarbero@caligari.com.ar

The Acid House