Un cuento de hadas a la inversa. Luna: Una fábula siciliana (Sicilian Ghost Story) (2017), de Fabio Grassadonia y Antonio Piazza

Mercedes Orden 13 - Diciembre - 2017 -Textos

 


Una pareja de niños sale de la escuela y se adentra en el bosque. Él juega con una mariposa. Ella lleva consigo un sobre rojo que más tarde le entregará. Luego que Giuseppe (Gaetano Fernández) la salve de los ladridos de un rottweiler convirtiéndose en su héroe, ella accede a un pequeño paseo abordo de su motocicleta. Alrededor de esa escena, la inocencia flota en el aire, especialmente en el amor de estos pequeños de trece años representado en un primer beso que tuvo como testigo a un caballo.
En los cuentos de hadas que a muchos de nosotros nos leyeron durante la infancia, el beso actuaba como el punto final de un hechizo, el pasaje de una mala temporada a la vida soñada en frágiles personajes como una princesa dormida o un sapo devenido en príncipe. En este caso, ocurre a la inversa ya que luego de que los labios se rocen, la tragedia se presenta: Giuseppe desaparece sin decirle nada y la desesperación de Luna (Julia Jedlikowska) comienza un camino en ascenso.
Cuando la joven llega a su casa, la madre la reta por tardarse ya que alguien le fue con el cuento de que su hija anduvo de paseo con el hijo de esa familia tan opuesta como peligrosa -nada menos que los Di Matteo. Mientras tanto, el padre calla y la pequeña patalea decretando que a ella no le importa lo que digan ya que nunca se va a casar, tirando abajo con esa frase la ilusión de una madre tan rigurosa que podría parecerse a uno de esos malévolos personajes femeninos que las historias de The Walt Disney Company nos supieron entregar.
Los días se suceden y la pequeña no consigue saber acerca del paradero de su primer amor. Si bien su mejor amiga al principio intenta convencerla de que "pájaro que comió, voló", ella sabe que eso no fue lo que sucedió sino que algo más oscuro y trágico ocurrió, motivo por el cual en la escuela avisaron que el niño iba a abandonar la institución por un tiempo, impulsándola a ir hasta la casa de él para saber algo sin encontrar una respuesta tras el hermetismo familiar.


Dirigida por Fabio Grassadonia y Antonio Piazza Luna, una fábula siciliana representa una especie de pesadilla alrededor de la vida de estos dos niños separados a la fuerza. Basada en hechos reales, la historia se enmarca en Sicilia, lo cual no resulta inocente para llegar a comprender esa desaparición donde la mafia del sur de Italia estuvo ligada con el destino de Giuseppe, hijo de Santino Di Matteo, un ex miembro de la mafia que colaboró con la justicia italiana, forzando a un ajuste de cuentas por parte de sus antiguos compañeros.
De esta forma, el relato que comienza de una forma fresca e inocente, se va tornando cada vez más trágico mientras se sigue la búsqueda de Luna, quien carga con la presencia fantasmagórica de su amado sin dejar de imaginar ni preguntarse qué fue lo que ocurrió con él y con la carta donde le confesaba sus sentimientos. Acompañada de una fotografía tan potente como oscura, a cargo de Luca Bigazzi (La Grande Belleza, Youth), la narración avanza detallando las formas en que la niña se rebela frente a una sociedad silenciosa y cómplice mientras sigue las huellas para encontrar una respuesta a ese primer amor que la tierra parece haberse tragado y que la mafia le arrebató sin que nadie, más que ella, se pregunte el por qué.

Mercedes Orden

mercedesorden@caligari.com.ar

Sicilian Ghost Story